Protestan ante el intento de aniquilar al sector obrero

Publicado diciembre 14, 2017, 1:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

El Frente Amplio Social de los Trabajadores denunció que el Gobierno Federal con el apoyo de los senadores pretende reformar nuevamente la Ley Federal del Trabajo que sería un golpe a los derechos humanos y laborales de la clase obrera del país, dijo su dirigente local Marcial Basulto Graniel.

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores Telefonistas Sección 39 de Yucatán que conforman el Frente Amplio Social, protestaron en las puertas del Palacio de Gobierno acusando de traidores a los senadores yucatecos, entre ellos la priista Angélica Araujo Lara y la panista Rosa Adriana Díaz Lizama, quienes pretenden reformar la ley en febrero del 2018 en contra de la clase trabajadora.

Basulto Graniel comentó que la propuesta del Gobierno Federal avalada por diputados federales y pronto por los senadores, pretenden la contratación de estudiantes o trabajadores cada tres meses en las empresas y de esa manera los patrones no pagarán seguro social, prestaciones sociales, salarios y aguinaldos.

Especificó que quienes sean contratados por tres meses no generan antigüedad y así cada tres meses contratan a otros y los patrones están exentos de pagos de prestaciones sociales y eso al paso del tiempo va a ir acabando con las plazas laborales.

Agregó que con la Reforma Laboral ya no se permitirá que grupo de trabajadores colectivamente formen sindicatos y con ello seguirá reduciendo las agrupaciones sindicales en las empresas además que los obreros no tendrán quien los defienda en caso de abuso laboral.

Puntualizó que también se pretende desaparecer el derecho a huelga, conquista sindical de hace muchos años para exigir mejores prestaciones económicas y sociales respecto a los contratos colectivos de trabajo y el despido conforme a la ley.

Advirtió que otra propuesta de la Reforma Laboral que propone el Gobierno Federal es reprimir con violencia las manifestaciones y protestas públicas, es decir cualquier grupo de personas que realicen una manifestación si no lo considera el Presidente de la Republica, la policía militarizada puede disolver cualquier manifestación o protesta con lujo de violencia e incluso deteniendo a los manifestantes.

Basulto Graniel afirmó que todo ello es una clara violación a los derechos laborales como también a los derechos humanos por que el Gobierno Federal quiere callar las voces públicas de la inconformidad de la gente.

Expreso que lo más lamentable es que la CTM y la CROC que son las centrales obreras más grandes del país abalan esta Reforma Laboral presionando a sus miles de agremiados en el país.

Finalmente en esta protesta frente a palacio de Gobierno se sumó la Unorca la UNT que junto con los telefonistas exigieron que se eche para atrás esa reforma laboral y que no haya policía militarizada en el país.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.