Primero doña Chely, ahora ya localizaron a Gabino y Román: los protagonistas del viral video de la tortuga

Publicado mayo 11, 2020, 7:41 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA, 11 de mayo de 2020.- Una pastelería de Progreso, Ale Marentes, logró ubicar a los personajes más buscados de esta contingencia por Covid-19: Gabino y Román, quienes junto con doña Chely (también conocida como la Güera Salazar o la Gringa Salazar) rescataron empíricamente una desorientada tortuga que se metió a la propiedad de la mujer.

Anteriormente una florería localizó a la protagonista de la peculiar narración del rescate, y le llevó un arreglo floral en forma de tortuga un día antes del Día de la Madre.

De acuerdo con lo que comentaron personas que difundieron el momento del regalo, doña Chely estaba un poco triste porque pensó que le hacían bullying cuando se compartían los virales videos que protagonizó junto con Gabino y Román.

Sin embargo, el arreglo floral le patentizó que no eran burlas sino todo lo contrario, una celebración de su buena acción, pero también de su forma de hablar, tan cariñosa, tan espontánea, tan yucateca.

Este lunes les tocó a Gabino y Román recibir una recompensa. Era justo, pues ellos lidiaron con el peso de la tortuga, y fueron piezas fundamentales para que la tortuga regresara a su hábitat, luego de desorientarse al salir a desovar.

La pastelería Ale Marentes obsequió un pastel a cada uno de ellos. Gabino y Román posaron para la cámara con sus obsequios y por fin se les pudo conocer.

Aunque en sus rostros tal vez no había emoción, acostumbrados a ser hombres rudos se mar, estaban muy agradecidos con el obsequio.

En realidad estos dos personajes, cuyos nombres son tan porteños, transpiran océano y tempestad pero también santidad y manto protector (recordemos a San Román), no entienden porque tanto “relajo” con algo que ellos consideran que solo era cumplir con su deber con la naturaleza, con ese mar que tanto los provee.

¿Ya viste de todo lo que te estás perdiendo por haberte ido, Francesco? ¡Más burro!