Prevalece en Yucatán brote de hepatitis

Publicado enero 04, 2018, 5:58 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

En Yucatán se registra un brote de hepatitis vírica B, sin embargo, hasta el momento se carecen de estrategias para disminuir la prevalencia de esta enfermedad prevenible.

Asimismo, también hay un aumento en la vírica de tipo C, la cual genera severos daños en el hígado, y a pesar de ello, el sector salud aún no desarrolla programas de prevención y detección oportuna de ambos males.

Incluso, Yucatán se ubica entre las ocho entidades federativas con mayor prevalencia de tipo B, y en el caso de la C, entre los primeros 13.

Hasta la semana epidemiológica número 51 de 2017, a nivel nacional, ambas enfermedades tienden a la baja, fenómeno que también se registra en Campeche, y en el caso de Quintana Roo, es mínimo el incremento.

La especialista Fátima Higuera de la Tijera aclaró que las hepatitis B y C son tratables si se diagnostican a tiempo, por ello es importante que la población con factores de riesgo se realice la prueba de detección.

Reconoció que en general, las personas presentan síntomas hasta 30 años después de que se adquiere la infección, es decir, cuando ya existe daño crónico en el hígado por fibrosis o cirrosis.

Indicó que la infección se adquiere a través del contacto por algún objeto punzo cortante contaminado con sangre infectada, o por vía sexual.

En entrevista, advirtió que están en riesgo quienes recibieron una transfusión sanguínea durante o antes de la década de los 90´s, así como también los que son usuarios de drogas intravenosas, los que se realizaron tatuajes y piercings en lugares no autorizados, o tienen relaciones sexuales con múltiples parejas sin protección.

Recomendó a las personas que se encuentren en estos grupos, que acudan al médico para realizarse las pruebas de detección de ambas infecciones víricas, en forma oportuna.

“Estas enfermedades son tratables y en el caso de la Hepatitis C, con los nuevos agentes antivirales directos, se logra la cura en más del 90 por ciento con mínimos efectos secundarios”, subrayó.

Mencionó que faltando dos semanas epidemiológicas para concluir 2017, en el país ya se registraron 593 casos confirmados acumulados de hepatitis B, con una disminución del 16.5 por ciento con respecto al mismo período de 2016, cuando la suma fue de 710.

Sin embargo, en Yucatán la patología va en aumento, específicamente, en 118.8 por ciento, al pasar de 16 a 35 infectados.

Mientras que en el caso de la hepatitis C, en la República Mexicana hay un decremento del seis por ciento, pues en lo que va del año ya hay mil 843 personas, cuando en el período anterior fue de mil 962.

En Yucatán, el mal creció en 34.5 por ciento, superando el promedio nacional, pues a dos semanas epidemiológicas de concluir el año, habían 39 y en el período anterior fueron 29.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.