Presentan en Mérida una de las óperas más aclamadas

Cavalleria Rusticana (Nobleza rústica o Caballerosidad rústica) del italiano Pietro Mascagni, a representarse del 14 al 22 de junio en el Teatro Peón Contreras.

472

Una de las óperas más representadas y aclamadas en el mundo, Cavalleria Rusticana (Nobleza rústica o Caballerosidad rústica) del italiano Pietro Mascagni, a representarse del 14 al 22 de junio en el Teatro Peón Contreras, contará con un distinguido equipo creativo en la producción, escenografía y vestuario.

El director de escena, Ragnar Conde; el titular de escenografía, Oscar Altamirano; el responsable de iluminación, Carlos Arce, y el experto en vestuario y maquillaje, Gabriel Ancira, conforman el grupo de trabajo que dará lustre y calidad a las cinco representaciones programadas de la célebre ópera italiana.

El maestro Juan Carlos Lomónaco, director de la Orquesta Sinfónica de Yucatán; Margarita Molina Zaldívar, presidente del patronato, y Miguel Escobedo, director general del Fideicomiso Garante de la OSY, presentaron al grupo de talentos y profesionales calificados en este tipo de montajes.

Escobedo Novelo aseguró que por la experiencia y trayectoria tanto de los responsables de la producción como de la OSY, será posible refrendar la aceptación del público en torno de la obra estrenada hace 129 años.

Lomónaco destacó que Cavalleria Rusticana es sinónimo de éxito, un fenómeno desde su primera representación en el Teatro Costanzi en Roma el 17 de mayo de 1890 a la fecha. En el estreno, el compositor apareció 40 veces en escena a saludar y agradecer al público los aplausos.

Aquel mismo año, 1890, después de venderse todas las representaciones en el Teatro Costanzi, la ópera se produjo por toda Italia y en Berlín. El año siguiente fue estrenado en el Teatro Shaftesbury y en el Covent Garden, así como en Filadelfia, Chicago y Nueva York, en Estados Unidos.

Cuando su autor Mascagni murió en 1945, la ópera había alcanzado, tan solo en Italia, las 14 mil representaciones, lo que da una idea de la trascendencia que ha tenido Cavalleria Rusticana en la historia de la música.

Se trata de un melodrama desarrollado en un acto con música de Pietro Mascagni (1863-1945) y libreto en italiano de Giovanni Targioni-Tozzetti y Guido Menasco, explicó el reconocido director de escena, Ragnar Conde, en su retorno al Teatro Peón Contreras, donde dirigió Pagliacci de Leoncavallo y Don Giovanni de Mozart.

Es una de las clásicas óperas del verismo, estilo que abandonó los temas históricos o míticos del romanticismo para enfocarse en un retrato realista de la vida cotidiana, especial mente de las clases más pobres, campesinos y trabajadores, agregó.

Indicó que la historia se desarrolla en uno de los poblados más pobres de Italia, en Sicilia, durante la fiesta de Pascua, con personajes que son aldeanos que giran en torno de la infidelidad, el amor no correspondido, el duelo y el drama que se convierte en tragedia.

Conde ha dirigido más de 80 proyectos de artes escénicas, de los que destaca el género operístico. Su trabajo es conocido en gran parte de los estados de la República Mexicana así como en Estados Unidos, España, Francia, Suiza, Italia y Colombia.

En ópera destacan sus producciones de L’Enfant et le sortiléges, Les Contes d’Hoffmann, Il Segreto di Susana, Leoncio y Lena, I Pagliacci, Hänsel und Gretel, Carmen, La Scala di Seta, Dido and Aeneas, Samson et Dalila, Il Trovatore, La Traviata, L’elisir d’amore, Desperatar al Sueño, Faust, La Voix Humaine, Rigoletto, Madama Butterly, Eugene Onegin, I Puritani, Otello, A Streetcar Named Desire y Salome, entre otras.

Oscar Altamirano es egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral, su carrera abarca espectáculos de teatro, danza, ópera, cabaret, televisión, etc. En ópera destacan sus diseños de escenografía e iluminación de La violación de Lucrecia de Benjamin Britten, El Niño y los sortilegios de Ravel, y La boda de las farolas, Marido en la puerta y la Niñera, de Jacques Offenbach.

Es director y miembro fundador de la compañía Divàdlo México, en la cual ha diseñado escenografía, vestuario, títeres e iluminación de sus tres puestas en escena con títeres de gran formato; Turandot, el rey Nabucco, y Hansel y Gretel, éstas dos últimas con gran éxito en la sala principal del Teatro de Bellas Artes.

Carlos Arce, responsable del diseño de iluminación, es originario de Argentina, donde realizó sus estudios en la Dirección Nacional de Teatro y Danza, así como Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral de Bueno Aires.

Ha colaborado en múltiples espectáculos de teatro, danza, ópera a nivel nacional e internacional. Es diseñador de iluminación de la Compañía de Ópera de Morelos, en obras como Elixir de Amor, Carmen, La Traviata, Madama Butterfly, Las Bodas de Fígaro, Zarzuela Luisa Fernanda, Réquiem de Mozart, Rigoletto y Don Pascual. En el 2012 realizó el diseño de iluminación de la ópera Sansón y Dalila en el teatro Peón Contreras.

Gabriel Ancira es egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral. Trabajó en el ballet “El Cascanueces” y las obras teatrales Yerma, El marido Humillado, Fuente Ovejuna, proyectos que fueron parte de “El Rosinante” que encabezó Luis de Tavira, así como en las óperas Ildegonda de Melesio Morales, Frida, Madamma Buterfly, Carmen, Farsas de Rossini, Bastian y Bastiana, Don Pasquale y La Rondine, entre otras.

Los boletos de los conciertos están disponibles en las taquillas del Teatro Peón Contreras
250, 500, 600 y 750 pesos o en línea a tráves de www.sinfonicadeyucatan.com.

Comentarios

Comentarios