Por oír malos consejos, alcaldesa de Chapab fue barrida por el tsunami electoral

Publicado julio 18, 2018, 8:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Confiada en que su hija iba a ganar las elecciones, la alcaldesa priista de Chapab, Ruth Cauich Couoh, se dedicó a gastar a manos llenas el presupuesto de su municipio; ahora sufre las consecuencias de la resaca que le dejó el tsunami que barrió al tricolor en todo el país.

Tan mal quedaron madre e hija que ahora no se atreven a dar la cara, incluso la alcaldesa ni siquiera abre el palacio municipal.

El vencedor de la contienda, el panista Manuel Hernández, no quiere ni imaginar lo que encontrará cuando tome posesión el 1 de septiembre.

Por lo pronto la alcaldesa ya enfrentó sus primeras protestas, de empleados municipales de la cabecera y de comisarías que aún no reciben sus sueldos.

“Es una sinvergüenza que no da la cara y manda a decir que no hay dinero para los empleados”, se quejaron trabajadores del Ayuntamiento de Chapab y de dos comisarías cercanas, a quienes les deben el pago de varias jornadas laborales.

Plantón y marcha

Con una marcha y un plantón más de 50 los trabajadores del municipio se manifestaron frente al Palacio Municipal como protesta por la retención de pago de sueldos y acusan a Cauich Couoh de gastar el dinero para apoyar la campaña de su hija Karla Tuz Cauich, candidata a la presidencia municipal por Nueva Alianza.

“Hay empleados a quienes les deben hasta tres quincenas, otros que han sido despedidos sin ser pagados y lo que más enoja es que la presidenta municipal no da la cara ni contesta los mensajes que le enviamos. Por ejemplo ahora, está cerrada la presidencia. Por eso exigimos que las autoridades estatales tomen cartas en el asunto”, indicaron los afectados.

Con carteles que decían “¿Dónde quedó nuestro dinero?”, “Chapab, Citincabchen y Hunabchén, exigimos nuestro pago”, “Gracias a nosotros estás donde estás”, “No venganzas políticas”, entro otros, los empleados iniciaron una manifestación pacífica por las calles de la comunidad hasta llegar a los bajos del Palacio Municipal, donde esperaban entrevistarse con alcaldesa, pero nunca salió.

Despidos de trabajadores

A la falta de pago se suma el despido de varios empleados sin previo pago, apoderarse de aparatos electrónicos de la comuna y el abandono de las dos comisarías, así como de los espacios públicos y servicios.

A fin de recortar todo tipo de gastos, la primera edil despidió a la presidenta del presidenta y directora del DIF Municipal sin pagarles sus sueldos. “Ya cumplí con mi trabajo y ahora no me quiere pagar”, indicó Martha Salazar, directora de la institución.

Por su parte, Abraham Ek, comisario municipal de Citincabché, tampoco ha recibido el pago de su quincena. A la fecha, el lugar, con alrededor de 1,300 habitantes, no cuenta con policías ni tampoco servicio de traslado de pacientes, en casos de emergencia.

Asimismo, Esteban Cauich Ek, comisario municipal de Hunabchén, indicó que ya van dos quincenas que no percibe el pago de su sueldo y señaló que la comunidad, de aproximadamente 40 habitantes, también está en el olvido.

La actitud vengativa de la alcaldesa la ha llevado a manipular los programas sociales, al grado de retirarles el apoyo a las personas de la tercera edad o con alguna discapacidad.

Ya ni va al palacio municipal

“No tenemos autoridad municipal, ella ya ni viene al palacio. Apenas y quedan algunos policías, porque tampoco les ha pagado. No hay dinero para el pago de los empleados, pero sí hubo para gastar en la campaña política”, increparon los manifestantes.

“Somos priistas y nosotros la hicimos presidenta. No somos traicioneros, pertenecemos al partido, pero también tenemos dignidad y no vamos a dejar que nos pisotee”, concluyeron.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.