Piden a regidores que no se laven las manos en el conflicto por ampliación del cementerio de Muna

Publicado junio 28, 2021, 2:09 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Comunicado

Con el fin de hacer transparente para toda la comunidad de Muna la situación relacionada con la negligencia de las autoridades de construir la ampliación del cementerio a escasos metros de asentamientos humanos hemos compartido en la página “T’ulbe”  algunas actualizaciones de nuestra lucha. Nuestro fin es encontrar la justicia y hacer valer nuestros derechos humanos a un medio ambiente sano, a la salud, a recibir justicia, el ser escuchados y tratados con respeto y dignidad.

Desde que intentamos tener un diálogo pacífico y respetuoso con las autoridades del ayuntamiento de Muna nos dijeron en varias ocasiones “nosotros ya estamos de salida, el problema es de ustedes con el pueblo y para la administración entrante”.

Ese discurso siempre nos pareció egoísta, irracional y sin sentido ya que no el pueblo ni la administración entrante firmó para cometer tal error, para gastar recursos económicos de la comunidad en una obra que desde el inicio se les advirtió que podría  vulnerar derechos humanos, ya que no fue estudiada la viabilidad del espacio y por consecuencia de su error a la fecha tiene una suspensión definitiva emitida por un juez federal debido a la evidencia contundente.

Como bien mencionaron los abogados y abogadas del ayuntamiento al juez de amparo, nunca fueron realizados estudios de impacto ambiental, de salud pública y tampoco social a pesar que meses antes de que inicien la ampliacion se les recomendó, se les suplicó, que por favor no cometan dicho error que afectaría no solo a los involucrados también a toda la comunidad porque se gastaría recurso económico del pueblo y se atentaría con la necesidad urgente de tener un espacio digno para los enterramientos, se negaron a escuchar, se burlaron de los quejosos e inventaron una historia que se creyeron ellos mismos con el fin de perpetuar una acción en base a un capricho lleno de soberbia y con otros intereses.

Tan grande la soberbia que todavía refieren que el problema es del pueblo y de la administración entrante contra las 21 personas amparadas. Una vez más no conformes con el daño provocado hacen alarde de su “irracionalidad”,  por todo lo anterior les respondemos NO SE EQUIVOQUEN ALCALDE Y REGIDORES ESTE PROBLEMA ES SUYO, ustedes son los que firmaron oficios, los que perpetraron acciones, omisiones, firmaron además documentos con mentiras los cuales fueron entregados al juez, son ustedes los que se negaron a  escuchar a las expertas con posgrados de universidades reconocidas, son los que abusaron de quienes siempre fueron pacíficos e intentaron hacer lo correcto. Este también es su problema de valores, un problema moral provocado por el alcalde y regidores actuales por una evidente falta de lo BÁSICO para la construcción de sociedades más justas y pacificas. Su soberbia y abuso quedarán como una marca de vergüenza sobre ustedes, la sociedad no es ciega, no es sorda y tampoco muda,  por si se preguntan porque la gente en múltiples ocasiones ha mencionado que han sido “la peor administración, el peor equipo de personas de nuestra comunidad en el poder”.

También es un recordatorio de que toda persona puede hacer valer sus derechos humanos, que todos y todas somos iguales ante la ley. Hoy somos 21 personas amparadas por razones correctas, justas y con bases cientificas respaldadas por evidencia contundente en busca de justicia, es una prueba de que cada persona vale y mucho y el sistema federal nos garantiza esos derechos. Toda persona, niño, niña, campesino, campesina, profesionista, ama de casa, padre de familia… de la comunidad puede inconformarse y ser escuchada, es un ejemplo que ninguna tiranía puede más que la justicia, que ningún alcalde, regidor o regidora es más que otra persona y tampoco en base a su soberbia e irracionalidad puede dañar a otros.

ALCALDE Y REGIDORES de la administración actual aprendan de sus errores,  ya es hora de aplicar lo BÁSICO, los valores fundamentales, ya es hora de que dejen de culpar a las víctimas, de responsabilizar a otros gobiernos o administraciones, ya es hora de que tengan un poco de dignidad, racionalidad y sentido común. Ya es hora de respetarse a ustedes mismos, ya que así se inicia el respeto por los demás”.

Colectivo T’ulbe