Pide el IMSS no hacer caso a los mitos sobre la vacuna contra la influenza

Especialista del IMSS lamenta que aún prevalezca la suposición de que la aplicación del biológico ocasionará calentura o dolor en el cuerpo, entre otros efectos secundarios que impedirían ir a la escuela o al trabajo.

471

Debido a la efectividad de la Vacuna Trivalente Antiinfluenza, en Yucatán se derriban los mitos que aún prevalecen, afirmó el coordinador estatal de Prevención y Atención de la Salud de la delegación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Alonso Sansores Río.

Ejemplificó el caso de los efectos secundarios con la aplicación del biológico así como el brote epidémico que se registra durante el verano.

Indicó que cada vez son más las personas que acceden a la aplicación de la dosis, convencidos de que estarán protegidos en contra de un mortal virus.

Explicó que aún prevalece la suposición de que la aplicación del biológico ocasionará calentura o dolor en el cuerpo, entre otros efectos secundarios que impedirían ir a la escuela o al trabajo.

Consideró como infundados esos mitos, pues en realidad la vacunación protege a las personas en contra de la mortal enfermedad durante un año.

“Ahora es el momento ideal para que la persona acuda a vacunarse, en especial, niños de entre seis meses y cinco años de edad, así como adultos mayores y personas con enfermedades como diabetes, VIH/Sida y otras que puedan complicarse.

El riesgo de contraer este virus está latente durante todo el año, aunque en este 2018 en el Estado se registró un brote durante el verano, lo que disparó el número de personas infectadas, y desafortunadamente, los fallecimientos.

Remarcó que la mayoría de los decesos fueron de personas que no se vacunaron, así como por complicaciones con otras enfermedades.

Consideró ideal el contar con los anticuerpos ante cualquier eventualidad que pudiera registrarse a mediados del próximo año, lo que disminuiría el índice de letalidad de este padecimiento.

“La influenza no es una enfermedad exclusiva de algunos meses o de la temporada invernal”, acotó.

Señaló que cuando se registra un incremento en el número de infecciones agudas, éste no es notable, ya que el número de consultas crece entre el dos y el tres por ciento.

Sansores Río apuntó que para prevenir un brote como el que se registró durante agosto y septiembre, las unidades médicas del IMSS cuentan con las dosis necesarias para satisfacer las demandas de los derechohabientes.

Para este año, se prevé aplicar 217 mil 31 vacunas, según el régimen ordinario, por lo pidió el apoyo a toda la población para que lleven a todos sus pacientes para aplicarles la dosis.

El especialista señaló que “el objetivo primordial del IMSS es cubrir la demanda de la población más vulnerable del Estado, labor que continuará hasta febrero de 2019”.

“Le estamos dando prioridad a la población más vulnerable como son los niños a partir de los seis meses, cuidando aquellos pacientes como mujeres embarazadas, los pacientes diabéticos, con asma”, abundó.

Mencionó que “al aplicar la vacuna de la influenza previene esta enfermedad o en su caso una enfermedad que pueda agravarse”.

Sabemos que tuvimos un brote en la etapa inter-estacional en los meses anteriores y que afortunadamente se controló, concluyó el especialista.

Comentarios

Comentarios