Perversas maniobras en el PRI, ante su inminente hundimiento en Yucatán

Publicado diciembre 23, 2020, 7:18 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Radar Político/Columna

MÉRIDA.- Como anticipamos en nota aparte, muchos políticos no tendrán una Navidad en paz este año, sobre todo los del PRI donde el barco de tan hundido ya parece submarino.

La nave no deja de hacer agua pese a los desesperados esfuerzos de la mano que mece la cuna en el tricolor: el ex gobernador Rolando Zapata Bello, quien mueve y mueve sus fichas tratando sin éxito de tapar los boquetes.

Ante las insistentes versiones de que Víctor Cervera Hernández será candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Mérida, trascendió que el ex mandatario “bajará” a Francisco Torres Rivas de la dirigencia estatal del PRI, y como premio de consolación le dará una candidatura por una diputación en Mérida.

En lugar de Torres Rivas llegaría a la presidencia del comité estatal del tricolor Felipe Cervera Hernández, actual diputado local y hermano de quien se perfila para ser candidato de MC en Mérida.

Las aspiraciones de Víctor Cervera en Mérida eran bola cantada, pero el ex secretario de Fomento Económico y también empresario las había manejado de bajo perfil para no causar conflictos en su familia, pues los hermanos estarían “enfrentados” al ser de partidos diferentes: Felipe en el PRI y Víctor en el movimiento naranja.

La estrategia de Rolando Zapata va encaminada a “propiciar” que Víctor Cervera “reconsidere” su incorporación a MC y se mantengan en el PRI, partido al que no ha presentado su renuncia formal, aunque de facto ya está fuera hace tiempo como ha sucedido como muchos priistas relegados por la actual dirigencia y durante el sexenio rolandista.

La llegada de Felipe Cervera a la dirigencia sería además una maniobra perversa de Zapata Bello contra el cerverismo, pues dado el panorama que le espera al PRI en 2021 Felipe irremediablemente terminará siendo sepulturero del tricolor en Yucatán.

No es la única maniobra perversa que realiza el grupo que controla el PRI, pues vía redes sociales lanzan fuertes ataques contra militantes, principalmente mujeres, que deciden renunciar a las filas del priismo.

Esto se vio recientemente con Karla Flores, quien ayer se incorporó a Movimiento Ciudadano y fue víctima de virulentos ataques vía redes sociales.

Karla Flores era muy cercana a Torres Rivas, incluso se le mencionaba como candidata a una diputación por Mérida, pero dado el panorama de desolación en el PRI decidió salirse y se unió a MC.

Los ataques contra su personas fueron tan agresivos que incluso podrían configurar delitos de violencia política contra la mujer.

El mismo caso ocurrió contra Inés González, quien se perfilaba como candidata del PRI a la alcaldía de Seyé, pero finalmente renunció al tricolor para sumarse a las filas de Movimiento Ciudadano.

La líder nata de Seyé fue también víctima de una campaña de desprestigio vía redes sociales, con ataques de bots y cuentas falsas.