PARA ROMMEL PACHECO, DISCIPLINA Y ACTITUD, CLAVES PARA QUE LOS JÓVENES PUEDAN DESTACAR

Publicado agosto 07, 2022, 4:48 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Para el ex clavadista y ahora diputado federal, Rommel Pacheco Marrufo, la disciplina y la actitud representan la base para que los jóvenes puedan conseguir sus objetivos y lograr en nuestro país los cambios que se necesitan en diferentes ámbitos.

Como informamos en su oportunidad, el ex campeón mundial de saltos ornamentales, encabezó el Foro de Juventudes Participativas Mérida 2022, en busca de la Ley General de Juventud en México.

El yucateco resaltó que todas las personas exitosas se han distinguido por el trabajo, esfuerzo, dedicación, constancia y disciplina.

Cabe recordar que Pacheco Marrufo dejó su tierra desde muy pequeño para cumplir sus metas dentro de los clavados y entre su legado logró una presea de oro de Campeonato Mundial, además de asistir a cuatro Juegos Olímpicos.

“Disciplina es la palabra que más trabajo nos puede dar, lo defino como el hacer las cosas aún sin querer hacerlas. Yo no todos los días me levantaba con ganas de ponerme mi traje de baño y entrenar bajo lluvia, sol, o cansado, la disciplina me hacía levantarme y así es en todos los ámbitos, el empresarial, el político, en la familia o lo que quieran”, dijo.

“La actitud juega un papel sumamente importante, yo me encontré con niños y jóvenes con mayor talento que yo, más fuertes, más rápidos, brincaban más y se ubicaban mejor en el aire, pero esa actitud de afrontar los problemas y con la que vemos las cosas, te permite no rendirte hasta que logres la medalla, los objetivos, posicionarte, que alcances tus sueños”, agregó.

Asimismo, el Diputado por el tercer distrito destacó cuatro características que se pueden aplicar como una metodología en busca del éxito.

“La primera es ‘construir en pequeños pasos’, no podemos zarpar en un arco sin saber a dónde vamos o irnos de vacaciones sin conocer el rumbo o la carretera que debemos tomar, tenemos que saber qué queremos, cuándo, cómo, ser específicos, mientras más específicos mejor. La segunda es que ‘sea medible”, determinar cuánto tenemos y cuánto nos hace falta”, expresó.

“La tercera es que ‘sea alcanzable’ y no significa pensar mediocre, imaginar lo más grande a lo que uno quiere llegar, pero en lo que uno hace o sabe hacer, yo quería ser el mejor clavadista del mundo, pero si yo hubiese pensado ser pintor, pues no sé dibujar, no se me da el arte. La última es ‘tener una fecha límite’, porque luego se nos va la vida pensando mañana voy a hacer esto y lo otro y no hacemos nada”, concluyó.