Papás yucatecos, sin empleo y sin dinero para pagar pensión alimenticia

Publicado mayo 13, 2020, 7:08 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 13 de mayo de 2020.- En Yucatán no se ha registrado un repunte de casos de violencia familiar durante la cuarentena por el Covid-19, pero hay un riesgo mucho mayor que afectará seriamente a los menores de edad, advirtió el magistrado presidente de la Sala Colegiada Civil y Familiar del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán, Jorge Rivero Evia.

“Debido a la suspensión de actividades, muchos patrones están metiendo solicitudes de aviso de que no podrán cumplir con la retención de la pensión alimenticia que hacían a sus empleados”, alertó.

“Los patrones tienen que avisarnos porque si no lo hacen se enfrentan a multas, por eso estamos notando un aumento considerable de estos casos”, agregó.

“Esto está siendo más grave que los casos de violencia en los hogares durante el confinamiento, que afortunadamente en Yucatán no han crecido escandalosamente”, señaló. “No estamos diciendo que no ocurran, pero no se han salido de control”.

“Lo que sí es grave es esta falta de retención de las pensiones alimenticias para muchos menores de edad, que de esta manera no tendrán recursos para sobrevivir”, alertó.

El magistrado Rivero Evia lamentó que muchos papás obligados a proporcionar pensión alimenticia se han quedado sin empleo, entonces no pueden cumplir con dar el dinero para sus hijos.

“No es que no quieran dar, es que en este momento si cerró el restaurante o la empresa donde trabajaban, ¿cómo le hacen?”, indicó. “En la misma situación están papás que trabajan por su cuenta y tuvieron que cerrar sus negocios”.

El magistrado Rivero Evia anticipó que este tema será uno a los que le darán prioridad apenas se reanuden actividades en los juzgados, lo cual se espera que ocurra el 8 de junio con atención al público.

El personal reanudará actividades unos días antes, desde el 3 de junio.

El regreso a las actividades será en forma escalonada, no todo el personal volverá al mismo tiempo, además de que habrá jornada disminuida en horario de 9 de la mañana a 2 de la tarde.

En el caso de la Sala Colegiada, se cuidará que no coincidan más de 10 servidores públicos al mismo tiempo.

Un grupo trabajará lunes y miércoles y otro el martes y jueves. El viernes laborará un collage de ambos grupos.

Se cuidarán todas las medidas de prevención, como uso de cubrebocas, gel antibacterial, sana distancia y lavado constante de manos. No se permitirá que los empleados coman en las instalaciones.