Padres advierten que cerrarán escuela donde acosan a las niñas

Apenas se reanuden las clases harán un plantón permanente hasta que se ponga fin al caso de abusos de un grupo de varones de sexto grado contra las alumnas, en la primaria 'Luis G. Vives' de Río Lagartos.

712
TIZIMÍN 22 DE MARZO DEL 2018.- En Río Lagartos hay un alboroto de padres de familia por presuntos acosos de menores de edad en la escuela primaria Luis G. vives. WENDY UCAN CHAN / MEGAMEDIA

Con el firme propósito de buscar una solución ante la desesperada situación que se vive en la escuela primaria “Luis G. Vives” de Río Lagartos, los padres de las niñas que fueron abusadas sexualmente por sus compañeros decidieron realizar un plantón en la puerta el 9 de abril próximo, día que reabre la institución educativa luego del receso escolar por la Semana Santa.

Los padres pretenden ese mismo día manifestarse y también hacer que cierre la escuela hasta que la directora María Elizabeth Parra Castañeda tome cartas en el asunto, ya que tiene una responsabilidad legal sobre el caso que ocurrió en días pasados.

Cartas, jaloneos y manoseos

Como informamos en días pasados, cuatro alumnos de 6° de primaria acosaron sexualmente con cartas obscenas y amenazas de muerte a tres niñas de la escuela y hasta una de ellas, desesperada por la situación, intentó quitarse la vida ingiriendo pastillas (sus papás la descubrieron y la salvaron, entonces la niña contó la situación angustiante que estaba viviendo).

Yucatán Ahora platicó con el papá de una niña de quinto grado, compañera y amiga de una de las pequeñas víctimas del acoso sexual. El papá comentó se enteró del caso hace unos días, cuando en el recreo de las 9:30 am le llevó el desayuno a su niña, como se acostumbra hacer en Río Lagartos.

“En la puerta de la escuela vi que la abuela de la compañera de mi hija estaba desesperada, gritaba y zamarreaba a la niña. Pensé que estaría alterada por algún tema de conducta y me fui, sin preguntar nada. Cuando mi hija regresó de la escuela, contó en casa lo que había pasado y fui a la primera reunión padres, a pedirle explicaciones como todos a la directora”, explica el papá, quien por el momento no quiso dar su nombre.

Tanto su hija como los papás que acudieron a la primera reunión comentaron que cuatro alumnos de sexto grado de primaria acosaban sexualmente a tres niñas (una de quinto y dos de sexto) con cartas que incluían dibujos de penes, vaginas y hasta uno de una penetración. “Los alumnos (sobre todo uno de ellos, que usa arete y está tatuado”, explica el papá) amenazaban a las niñas con matar a su familia si decían algo”, sentencia.

Y el tema no quedó en cartas con dibujos obscenos y amenazas. El padre cuenta que la menor de quinto grado sufrió abuso sexual físico cuando los acosadores la jalaron hasta atrás de los baños y la manosearon.

La maestra Fanny Becerra niega todo

“Lo mismo le ocurrió a una de las niñas de sexto grado. A ella le rompieron la blusa para tocarla a la altura de los pechos”, detalla. Este caso merece mención especial ya que la nena llegó a la casa y le contó a los padres lo que había ocurrido. El papá fue a la escuela y habló con la maestra Fanny Becerra, quien negó totalmente los hechos. “Y no sólo eso, también dijo que si eso había ocurrido, era porque las niñas provocaban a los varones”, señala el padre que nos relata los hechos.

Esto provocó en un primer momento que el papá de la niña abusada le creyera a la maestra y, lamentablemente, castigara a su hija hasta que se enteró de la verdad de los hechos.

El papá de la niña de quinto grado que habló con Yucatán Ahora indica que, en la primera reunión a la que acudieron desesperados los progenitores, la directora Parra Castañeda desconoció totalmente los hechos y dijo que se enteraba de ellos sólo porque los padres le contaban.

“Uno de los varones acosadores y al parecer el principal cabecilla es un niño consentido por su madre, anda tatuado, usa aretes y parece un cholo”, señala el informante.

Este papá no acudió a la segunda reunión en la que, le contaron otros padres, la directora dijo que, si pasaron los hechos, “fue porque las niñas provocaron a los varones”.

Sobre la niña de sexto grado que ingirió las pastillas para quitarse la vida luego de vivir esta tremenda situación, el papá entrevistado cuenta que fue atendida en un hospital de Tizimín, donde permaneció luego del alta ya que tiene familiares en esa ciudad. “No sé si ya regresaron a Río Lagartos”, señala el papá entrevistado.

“Mi compadre es uno de los padres con una niña que sufrió abuso de parte de los chamacos de sexto grado. La idea es reunirse todos los papás para ponerse de acuerdo y el mismo día que arrancan las clases hacer un plantón para cerrar directamente la escuela”, señala, contundente.- CGO.

Comentarios

Comentarios