Otro escándalo en el ajedrez: ningunean 21 medallas de pequeño campeón

Publicado octubre 22, 2018, 8:10 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

De que la envidia es canija, no hay la menor duda. Bien se dice que la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

La introducción viene a cuento porque es difícil aceptar que fue un simple olvido, lamentable y todo lo que se quiera, la ausencia de las listas de la Asociación de Ajedrecistas de Yucatán en el proceso para seleccionar a los ganadores del Premio Estatal del Deporte.

En círculos del juego ciencia ha trascendido que su directiva, encabezada por el político priísta Daniel Zacarías Martínez y cuyo vicepresidente es Wílbert Villanueva Castillo, no incluyó a la familia Galaviz Medina, famosa a nivel nacional, en la selección aspirante al reconocimiento.

Y no lo hizo aunque este par de dirigentes estaba muy consciente de los enormes méritos del clan, que por sí sólo le aportó este año a nuestro Estado nada menos que 21 medallas nacionales, más de la mitad de ellas de oro.

De esas preseas, conseguidas por tres atletas hijos del patriarca de la familia, el maestro FIDE Manuel Antonino Galaviz Valdez (quien debió por estricta justicia ser postulado como candidato a entrenador del año), 16 se lograron en la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil de Ajedrez, que se escenificó en mayo pasado en Quintana Roo.

Por demás está decir que este abultado racimo de preseas fue decisivo para que Yucatán conquistara el cuarto lugar nacional general, un hecho sin precedente en el deporte vernáculo.

Otro póquer de medallas lo conquistó la familia en los Juegos Nacionales Deportivos Escolares, que tuvieron lugar en Nayarit, de donde se trajeron tres metales áureos. Meses antes, en Aguascalientes, Sion Radamantys, conocido como el “Siete Oros”, ganó a sus 12 años la medalla de oro en el Campeonato Nacional Abierto. Y lo hizo jugando nada menos que en la categoría Sub 18.

Sion también ganó el sitio de honor en infantil en el torneo internacional “Carlos Torre Repetto In Memóriam”, donde frenó a la aplanadora cubana, y antes estuvo a punto de coronarse campeón absoluto de Yucatán a su tierna edad, algo que habría sido insólito en el país.

Como si fuera poco, en el Panamericano Infantil y Juvenil de Chile, Atlas Adomaitis consiguió la presea de bronce en Sub 12, en tanto que Sion, quien luchó hasta la última ronda por el oro en Sub 14, terminó en el cuarto peldaño.

Pues bien, para Daniel Zacarías y Wílbert Villanueva, cuyas diferencias con la talentosa familia Galaviz son ampliamente conocidas, ningunearon todos esos logros y prefirieron no presentar candidatos.

Pero, para supuestamente “taparle el ojo al macho”, Villanueva, entrenador del IDEY, se presentó a la dependencia con su lista de candidatos, pero cuando ya había vencido el plazo máximo para hacerlo.

No cabe hablar de olvido porque el Instituto del Deporte del Estado de Yucatán (IDEY), con Carlos Sáenz Castillo al frente, les recordó a todas las asociaciones rezagadas que se acercaba el fin del plazo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.