Observación de aves, 54 veces más redituable que el comercio ilegal

Publicado marzo 15, 2020, 9:24 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA, 15 de marzo de 2020.- El ecoturismo de observación de aves es 54 veces más redituable en comparación con el ilegal comercio de loros, afirmó la presidenta de la asociación Teyeliz, María Elena Sánchez Saldaña, al establecer que además de la millonaria ganancia obtenida en dólares se evita un deterioro del medio ambiente con la conservación de especies en peligro de extinción.

Indicó que “el turismo paga más observando las aves, en su hábitat natural, sin que estas sean sacrificadas durante el desarrollo de la ilícita actividad, en la cual los que más ganan son los intermediarios”.

De igual forma, no se requiere de infraestructura y tan sólo tienen que permitir el acceso a los tours de observadores de aves, además que la actividad se puede realizar durante todo el año.

Al participar en el Foro “Al rescate del loro yucateco” indicó que en tan sólo un año, en México, la irregular venta de psitácidos fue de 440 mil dólares, cuando la observación de aves dejó una derrama económica de 23.9 millones de dólares.

La admiración de pájaros “es un millonario negocio que dinamiza la economía de la población, fomenta el empleo para satisfacer las necesidades del turismo, al mismo tiempo que se establece estrategias para la conservación del lugar y se evita el sacrificio de las especies, principalmente, las protegidas y las que están en peligro de extinción.

“La observación de aves es una actividad ecoturística que se realiza con el fin de disfrutar de la naturaleza mediante el uso de binoculares, para ver e identificar a las especies de aves”, acotó.

Comentó que a México llegan miles de observadores de aves, a sabienda que ocupa el quinto lugar del mundo en aves endémicas, es decir, únicas del país.

“México es un paraíso de aves que alberga el 11 por ciento de las aves del mundo y el 10 porcentual de éstas son endémicas, sólo hay en nuestro país”, acotó ante académicos, especialistas y representantes de diversas asociaciones civiles.

Añadió que México es una nación rica en diversidad de avifauna, con mil 117 especies de aves descritas, de las cuales 125 son endémicas, mientras que en el mundo hay nueve mil 600 especies.

Incluso, es el segundo país con el mayor número de especies endémicas, pues en Brasil hay 223 mientras que en Perú son 111.

Sánchez Saldaña comentó que en Estados Unidos hay 84 millones de observadores de aves, de los cuales, cerca de 10 millones, potencialmente viajarían fuera de su país para admirar la avifauna.

“México tiene todo lo necesario para atraer al masivo ecoturismo de observación de aves, incluso, es el mayor receptor de turismo estadounidense del mundo, pues la cercanía lo hace especialmente atractivo”.

Enfatizó que las especies endémicas de aves son una oferta con la cual ningún otro país puede competir, ya que para observarla forzosamente se tiene que visitar a México.

Aseveró que “en todos los estados hay especies endémicas, por lo que son un patrimonio natural y para su uso no extractivo pueden acceder los diversos sectores turísticos y rurales de todo el país.