Nuevo proyecto para que la gente proteja a los loros en Mérida

Publicado mayo 17, 2020, 5:43 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Ante los ataques recientes de aves que se han reportado en Mérida y en municipios del interior del estado, Proyecto Santa María, agrupación que se dedica a la protección de los pájaros, lanzó un programa de monitoreo de loros en las zonas urbanas.

Este plan busca la participación de la sociedad en esta labor de protección y conservación de los loros, una de las especies de aves más amenazadas por su colorido plumaje y por la gran demanda que hay de gente que quiere tenerlos como mascotas.

La invitación es por ahora para personas que viven en Mérida y sus comisarías, a fin de formar comités vecinales de vigilancia de los loros y evitar que puedan ser cazados o atrapados por traficantes de aves.

Quienes estén interesados en participar pueden enviar un mensaje vía inbox en la cuenta de Facebook de Proyecto Sanitaria.

También pueden enviar un correo a la siguiente dirección: [email protected]

Se pide a los interesados que no pongan información que pueda ser pública, no solo para protección de datos, sino también para no alertar a los tramperos (cazadores de aves vivas) sobre las zonas donde se avistan los loros en la zona urbana de Mérida y sus comisarías.

De un tiempo a la fecha, pese a la deforestación, las poblaciones de loros se han recuperado en la zona de Mérida y alrededores, lo cual ha propiciado que tramperos se dediquen a cazarlos.

Hace unos días informamos del asesinato de un tucán a manos de unos de estos sujetos. La colorida ave rondaba la zona de Francisco de Montejo, donde los vecinos le daban agua y comida.

También mencionan haberlo visto en la zona de Cholul y otras parte del norte de Mérida. Se desconoce si era el mismo de Francisco de Montejo, pues apenas el viernes informamos de la aparición de otro tucán muerto en un parque del fraccionamiento Pinos.

Vecinos que reportaron este hallazgo dijeron que en el árbol del cual habría caído el tucán había otro ejemplar de esta misma ave.

En la semana que concluye informamos también de la agresión que sufrió una lechuza en la hacienda Subincancab, del municipio de Timucuy, donde los vecinos consideraron que era un ave que anunciaba la muerte en medio de esta pandemia de Covid-19.