Nuevo intento por conseguir la denominación de origen del chile habanero

Publicado julio 05, 2022, 3:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

El Gobierno del Estado y la IP yucateca han iniciado un nuevo intento por conseguir la certificación y denominación de origen para el chile habanero. A lo largo de las últimas tres décadas se han presentado iniciativas para obtener la clasificación del producto yucateco; sin embargo, no se ha conseguido.

Este día, la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet) y la Entidad Mexicana de Acreditación AC (EMA) concretaron un acuerdo, impulsado por el sector privado para obtener dicha certificación en un plazo de seis meses, según detalló la Mario Gorena Mireles, presiente del organismo acreditador.

Sobre este tema, Gorena Mireles señaló que, con la certificación de origen crecerá la capacidad de los productores industriales para colocar mayor producción en los mercados, además de que revalorará el producto, ya que podrá cotizarse a precios internacionales beneficiado a los empresarios y productores que venden y exportan el chile habanero.

Declaró que, Yucatán cuenta con los laboratorios y unidades de inspección para concretar de manera inicial el Consejo Regulador del Chile Habanero y posteriormente completar el proceso de acreditación del producto y posteriormente, la certificación, que podría lograrse en un período de seis meses.

El acuerdo firmado por la Sefoet y EMA tiene como objetivo: establecer las necesidades de la dependencia estatal y la IP de yucateca para elevar la competitividad del estado y apoyarlos sobre las normas y mecanismos, herramientas y procesos de acreditación y certificación de productos donde se impulsará además el henequén y la miel con certificado de origen yucateco.

Es importante establecer que, el gobierno estatal inició hace tres décadas el proceso para obtener el certificado de origen para el chile habanero. Hacia 2005, en participación con los gobiernos de Quintana Roo y Campeche se buscó un nuevo intento, situación que no cristalizó aun y cuando se propusieron acciones gubernamentales en los tres estados de la península para dicha catalogación.

Sobre este tema, Alí Chaffuf Álvarez, Vicepresidencia Nacional de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales de Canacintra destacó que, las empresas yucatecas tendrán un beneficio importante a establecer las condiciones de esta certificación, ya que la capsaicina -compuesto químico del chile habanero- se ha colocado con gran demanda para la elaboración de otros productos como: pintura para barcos, protección para cables ante fauna nociva e incluso para el sector de productos de belleza.

Mencionó que, con la integración del Consejo Regulador del Chile Habanero se podrá incrementar el valor industrial del producto y permitirá poder controlar aspectos comerciales y uso de la marca, lo que permitirá que el sector agroindustrial reciba un mayor impulso, beneficios y posicionamiento internacional en el mercado con un producto local.

El acuerdo establecido entre la Sefoet y EMA permitirá que, atender mecanismos de controles, producción, supervisión y trazabilidad de los productos, lo que podrá dar un mayor valor comercial al producto yucateco, ya que en otros sitios se comercializa el propio chile habanero, pero es de menor calidad, sin las propiedades químicas y regulación comercial del producto que identifica a la región.

La propuesta, establece el compromiso de apoyar las condiciones para que el organismo EMA desarrolle los protocolos, verificaciones, procesos de asistencia y asesoría para lograr esta meta anhelada por tanto tiempo, se informó.

Según datos del gobierno federal, el Chile habanero de la Península de Yucatán se cultiva y produce en los Estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Las características de los terrenos y el clima templado son los principales factores que condicionan y caracterizan su producción.

El 80% de la producción de Chile habanero se comercializa como fruto fresco y el 20% restante se dirige a la elaboración de salsas pastas y deshidratados. Se exporta principalmente a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Alemania.