Nuestra actividad es pública, legítima y absolutamente legal: Antorcha Yucatán

En conferencia de prensa en Mérida, simultánea a otras realizadas en diversas ciudades de México, reconoce que Antorcha tiene negocios para allegarse de recursos, pero todos son lícitos. En Yucatán tienen dos tiendas de abarrotes en Kanasín.

342

“No se está atacando a los líderes de Antorcha Campesina, se está atacando a un grupo de mexicanos que luchan por sus derechos, somos más de dos millones de personas”, expresa con voz firme Aleida Ramírez Huerta, líder antorchista en Yucatán.

Curtida en mil batallas que ha tenido que dar, tanto a nivel local (las menos) como las de apoyo al movimiento nacional, rechaza tajante las acusaciones de actividades ilícitas de una organización en la que milita desde muy joven.

Sus baterías se enfocan hacia Fátima Monterrosa, de quien se recicló hace unos días un reportaje que escribió en 2012 acusando a Antorcha Campesina de tener “negocios ilícitos”.

En conferencia de prensa en Mérida, realizada en forma simultánea con otras en diversas ciudades y estados del país, Aleida Ramírez reconoce que la organización que representa tiene negocios que le permiten obtener recursos para el sostenimiento de la agrupación, pero asegura que es una actividad pública, legítima y absoluntamente legal.

Antorcha Campesina opera 40 gasolineras en estados del centro de México, y también tiene otros negocios como tiendas de abarrotes y hasta hoteles.

En Yucatán, tierra a la que llegaron hace unos 10 años, tienen dos tiendas de abarrotes en Kanasín.

“Hasta en sus supuestas pruebas falla esta reportera”, explica Aleida Ramírez, “pues acusa a la dueña de una gasolinera que no pertenece a Antorcha, Lucila Acevedo tiene una gasolinera en Tlapa de Comonfort, pero ella no es antorchista y ya protestó”.

“Igual cuando nos llama grupo de choque, Fátima Monterrosa está mintiendo, está calumniando”.

Y le pide al presidente López Obrador que cesen estos ataques, los cuales se iniciaron desde que el mandatario, cuando ya era electo, comenzó sus giras de agradecimiento.

“Nos llamaba la antorcha mundial, en un claro desprecio, no a los líderes, reitero, sino a más de dos millones de mexicanos”, concluye la dirigente.

Comentarios

Comentarios