No descuides a tus niños, los accidentes caseros no vacacionan

Publicado agosto 02, 2019, 8:43 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Las vacaciones es una de las etapas que más esperan los niños para divertirse y hacer cosas que por lo general no pueden, debido a las obligaciones escolares.

Sin embargo, también pueden convertirse en pesadilla por los accidentes caseros, que en esta temporada suelen aumentar hasta un 30 por ciento, por lo que las autoridades recomiendan tomar todas las precauciones.

Entre los accidentes de niños en el hogar más comunes se encuentran contusiones, heridas abiertas de cabeza-cara, contusión de cara, fracturas de cúbito y radio, y contusión con pérdida de conocimiento.

Entre los casos más graves se encuentran quemaduras y ahogamiento, en particular este último que puede derivar en casos de muerte.

Precisamente en las últimas semanas se han registrado en las últimas semanas cinco casos de niños ahogados.

“El número llama la atención e impacta en la opinión pública porque han sido en un periodo relativamente corto”, señala en entrevista el comandante Santiago Massa Ramos, director de Siniestros y Rescates de la SSP.

“Lamentablemente, en todos los casos el factor descuido ha sido determinante”, agrega.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Accidentes (Cenapra), el 90% de los casos son prevenibles y, para ello, promueve las siguientes acciones para reducir riesgos: no dejar objetos tirados en el piso; evitar que los menores jueguen en las escaleras; secar en su totalidad pisos a la hora de limpiarlos; enseñar a los niños que no deben subirse o trepar muebles ni permanezcan parados sobre ellos como libreros, alacenas, cajoneras, etcétera.

También mantener las ventanas cerradas con seguros y explicar a los niños el peligro de asomarse por ellas; cuidar que los niños pequeños no introduzcan objetos pequeños en su boca ni nariz; mantener fuera del alcance de los niños bolsas de plástico; enseñar a los niños que no deben correr ni jugar si están comiendo, pues podrían ahogarse; los niños siempre deben estar vigilados cuando estén en albercas o piscinas aun cuando sepan nadar; evitar dejar solos a los menores en las bañeras o tinas de baño, principalmente cuando son muy pequeños; tapar recipientes que almacenen agua como tinacos y cisternas.

En caso de quemaduras, los niños deben alejarse de la cocina, en especial cuando está encendida la estufa o el horno; enseñar a los niños que los encendedores y fósforos no son para jugar; evitar que los niños jueguen con fuegos artificiales; al cocinar los padres deben evitar que los mangos de sartenes y cacerolas sobresalgan del borde de la estufa y garantizar que siempre estén tapados.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.