Ningún trabajador municipal perderá su empleo; echaremos a los asesores que sangran a Mérida: Echaniz

Publicado mayo 06, 2021, 8:07 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

“No vamos a despedir trabajadores, vamos a despedir a los asesores, a los aviadores, y a la gente que sólo está ahí por favores políticos, pero los trabajadores tienen garantizado el respeto, su estabilidad laboral y al pan de sus familias; lo digo muy claro, para que no los vayan a asustar de que ‘cuando gane van a tener problemas laborales’, no va a ser así”, aseguró Ismael Peraza Valdez “Echaniz”, candidato de Fuerza por México a la alcaldía de Mérida.

Al ganar la elección del 6 de junio, afirmó, ningún trabajador del municipio será despedido, como lo ha hecho otros gobiernos partidistas, ya que es común que al haber cambio en la estructura municipal, haya también muchos despidos.

Este tema es de importancia presupuestal también, ya que no solo queremos que se aplique debidamente y eficientemente el recurso público, sino que también los trabajadores del municipio puedan tener una política laboral estable, que no estén preocupados que, por un cambio de gobierno, perderán su trabajo, queremos que a todos los que estén dispuestos a trabajar por el pueblo, también tengan beneficios y mejores condiciones de trabajo, es un derecho primordial.

Hemos continuado con nuestros recorridos, en las diferentes colonias del sur de la ciudad, y seguimos descubriendo cada día, partes de esas colonias en las cuales no tienen calles pavimentadas, falta de agua y servicios básicos, y es que dicen los vecinos que solo les prometen que en cualquier momento se realizarán las obras, pero son puras mentiras. ¿Por qué en el norte de la ciudad no se ven estas necesidades urbanas? Porque ahí sigue existiendo los moches entre los amigos para que todo se haga “bien” y rápido, ahí si hay dinero y eso les interesa, si existe la inversión para impulsar la infraestructura para los desarrollos inmobiliarios, por eso seguimos siendo una Mérida fragmentada y dividida, una Mérida de desigualdades, una Mérida donde solo unos pocos obtienen los beneficios y no es parejo para todos.

Y nos hemos dado cuenta de cómo está, gran parte de la ciudad, en diferentes zonas, en algunos lugares los parques están sin luz, en otras las banquetas están rotas, descuidadas y sin mantenimiento, en colonias cercanas al periférico, no hay alumbrado público y si lo hay están fundidos los focos, no hay paraderos seguros para que la gente pueda subir y bajar del transporte público, y es que solo estamos viendo las carencias evidentes que hay, no estamos inventado nada de esto.

También se ha dicho en varios mensajes, a través de redes sociales, la lamentable situación que se vive en la colonia de la Emiliano Zapata Sur y que, en estas épocas de campaña política, los otros partidos se acercan únicamente con falsas promesas y queriéndose sacar la foto, cuando los candidatos electos de ese distrito, ni los conocen, jamás regresaron y nunca hicieron nada por sus votantes, se aprovechan de las necesidades reales de la gente. La gente nos ha dicho que se les han acercado algunos partidos, para tratar de coaccionar el voto “cuando la gente nos vio, se acercaba a decirnos ‘no te fijes de las mantas, no estamos con ellos’; explican que les habían venido a decir que, si no las colocaban las mantas del partido, no les iban a hacer su calle o que les van a dar los papeles del terreno que están ocupando. Eso es un delito electoral, sancionado por la ley, pero desgraciadamente, al parecer también se hacen de la vista gorda con ese tema.

Lo sigo repitiendo, estamos en la boleta, por el pueblo y para el pueblo, no vamos a dejar que la ciudad siga en manos de los que siempre la han manejado sin escrúpulos y llenando sus bolsillos de lo que le corresponde a la gente, no tengo miedo de dar la pelea, yo sé que no están acostumbrados a que alguien los enfrente y los confronte; nosotros estamos dando la batalla, no hay lugar para la cobardía, se lo he dicho a la gente: vamos con todo porque así me toca, es el momento de luchar por los derechos de la sociedad, es el momento de construir entre todos una sola Mérida, abatiendo la pobreza y las desigualdades.