Museos de Yucatán, proveedores de experiencias únicas

Presentan Plan de Trabajo del Gran Museo del Mundo Maya. La estrategia para 2018-2024 incluye cuatro ejes para crear la relación entre este recinto y el usuario.

235

Mediante cuatro ejes de acción Destino, Refugio, Vivencias y Memoria, se pone en marcha el plan de trabajo 2018- 2024 del Gran Museo del Mundo Maya (GMMM) informó la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta).

La titular de la dependencia, Erica Millet Corona, explicó que este proyecto cumple con las instrucciones del Gobernador Mauricio Vila Dosal de reactivar la vida e infraestructura cultural para que las personas las hagan suyo el espacio y lo consideren un lugar de disfrute además de aprendizaje.

La funcionaria recalcó que cada peso que se designa a este rubro se refleja en el fortalecimiento de nuestro patrimonio y significa pasos firmes para convertirlo en referencia académica y turística de México y el mundo.

Añadió que la revitalización del Museo de Arte Popular (MAPY), así como de la Red de Museos de Yucatán, que incluye al de la Canción Yucateca, al García Ponce (Macay), la Casa de Montejo y el Palacio Cantón, son parte de este plan de trabajo integral.

En su turno, la directora General de Museos y Patrimonio de la Sedeculta, Ana Méndez Petterson, informó que, debido a las nuevas necesidades y medios de expresión socioculturales, se realizó un análisis crítico e integral de la oferta del GMMM, cuyo resultado se usó para conformar esta estrategia que promueve la generación de novedosos contenidos en la relación usuario-museo.

De igual manera, se busca construir nuevos paradigmas que logren un equilibrio entre la sociedad con el sector intelectual y gubernamental. Añadió que, por ello, el objetivo del GMMM es fortalecer sus tareas sustantivas como espacio museístico, centro de información, así como cuna de acciones que contribuyan a la salvaguarda, conservación, estudio y difusión cultural.

Finalmente, la directora técnica de la sede, Gladys Arana López, exteriorizó que el recinto, como eje cultural, tendrá un enfoque en las generaciones futuras, que serán las encargadas de apropiar tradiciones con nuevas formas de entendimiento y significado del patrimonio, fortaleciendo así la identidad.

Arana López detalló que, como Destino, el museo habrá de sobresalir y situarse como un espacio que provea experiencias únicas. Como Refugio se procurarán sitios para el remanso y quiebre de las actividades cotidianas; como Vivencia, cada visita al GMMM deberá ser construida a partir de múltiples combinaciones de prácticas espaciales, sensoriales y simbólicas, mientras que como Memoria, se logrará a través de la apropiación de elementos de pertenencia.

Comentarios

Comentarios