Mujeres golpeadas desaprovechan el 9-1-1

Publicado agosto 07, 2019, 9:09 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Para disminuir el subregistro de delitos sexuales en contra de las mujeres de Yucatán es necesario fomentar la cultura de la denuncia en el interior del Estado así como fortalecer las medidas de apoyo para evitar represalias, afirmó Gina Villagómez Valdés, académica de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

Reconoció la importancia del número telefónico de emergencia 9-1-1, el cual atiende de manera inmediata a la persona que tiene un problema, sin embargo, en el interior del Estado no se aprovecha del todo.

Asimismo, en la mayoría de las ocasiones, las personas optan por denunciar los casos de delitos sexuales cometidos en contra de sus familiares, para evitar problemas de sociedad.

En el país, durante el primer semestre del año, ocho mil 603 mujeres han solicitado el apoyo a través del 911 por problemas de abuso sexual, acoso y violaciones, de los cuales, 119 fueron cometidos en Yucatán.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, Yucatán ocupó el lugar número 14 de la tabla nacional de “Llamadas de emergencia con incidentes de acoso u hostigamiento sexual”, 68 casos, asimismo, se ubicó en el peldaño 15 de abuso sexual con 42 telefonemas, y en el sitio 29 de violaciones, con nueve casos.

Villagómez Valdés señaló que el acoso cada vez es más visibilizado por las víctimas que antes lo veían natural, incluso, ya se cuenta con una ley específica.

Expresó que el acoso se de en cualquier parte, tal el caso de la calle, en el trabajo, en las facultades, entre las propias parejas, etc.

La activista por los derechos de las mujeres remarcó que las víctimas tiene numerosas opciones en los cuales puede recibir apoyo, aunque aún prevalece la desconfianza de las autoridades.

Recomendó a las víctimas de acoso a que no se queden calladas, y que acudan con las autoridades y asociaciones de su confianza para que reciban todo el apoyo de la Ley.

“Convoco a las mujeres para que acudan a una instancia de protección, somos muchas agrupaciones feministas que podemos canalizarlas y apoyarlas a resolver su problema.

Enunció el caso del Instituto Municipal de la Mujer, el Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Centro de Justicia para las Mujeres en la Fiscalía General del Estado, y la Procuraduría de la Defensa del menor y la Familia (Promedefa).

Resaltó que “esas instancias deben darle seguimiento y si no, es muy fácil, hay que hacerlo público”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.