Muchas empresas siguen tomando la pandemia como algo lejano que aquí no pasará

Publicado abril 18, 2020, 6:43 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA, 18 de abril de 2020.- A estas alturas del coronavirus Covid-19, muchas empresas no esenciales para la atención de la pandemia siguen funcionando, lo que genera denuncias ciudadana que continúan llegando a la redacción de Yucatán Ahora.

Pese a que las autoridades sanitarias federales dispusieron el cierre de empresas y negocios no esenciales, todavía abren sus puertas y obligan a los empleados a presentarse a laborar fábricas, tiendas de pisos y cerámica, maquiladoras y distribuidoras de teléfonos celulares.

Entre estos negocios se encuentra la maquiladora Falco Electronics, ubicada a la entrada de Itzincab, en la carretera Mérida-Umán.

A los empleados los obligan a que acudan a trabajar y, como ocurre en muchas de estas empresas que no acatan la disposición para evitar contagios masivos de Covid-19, no aplican medidas de prevención e higiene, como la entrega de cubrebocas a diario a los obreros, así como el uso constante de gel antibacterial y propiciar la sana distancia.

En la misma situación están los empleados de las seis tiendas de Ceramat, que es una empresa dedicada a la venta de material para construcción y pisos.

A esta empresa la denuncian vecinos que consideran innecesario su funcionamiento, pues señalan que no es giro esencial para la pandemia.

Otra empresa denunciada es Macrocel (dedicada a la venta de equipos de telefonía celular), que no solo sigue haciendo trabajar a sus empleados, sino que además les bajó a la mitad el sueldo, según nos reportan.

También nos informan que hacen presuntos despidos injustificados en medio de esta contingencia, dejando a muchas personas y familia sin ingresos.

Las bajas de sueldo empezaron el día 3 de este mes y los despidos injustificados desde el día 2 de este mes.

El día 15 que los empleados debían cobrar sus quincenas citaron a varios y los querían hacer renunciar.

La empresa tiene casi 100 empleados, incluyendo los de tiendas y los que se dedican a cambaceo casa por casa.