Mirada retadora acaba en sangriento pleito

Yucatecos se enfrentan a un albañil mexiquense que dormía en el parque Eulogio Rosado. Uno de ellos acaba hospitalizado y los demás terminan en prisión.

4649

Un madrugador pleito en el céntrico parque Eulogio Rosado terminó con tres lesionados con arma blanca, uno de ellos hospitalizado, y un detenido por la agresión, aunque este último alega que solo se defendió de ofensas.

El que ahora duerme prisión es originario de Chalco, Estado de México, y dormía en el citado parque, ubicado en la zona del mercado Lucas de Gálvez, cuando pasaron los otros tres, incluyendo una mujer, que lo “miraron feo”.

Los involucrados son el mexiquense Jesús Arrellano López, de 47 años, quien llegó a Mérida a trabajar como albañil.

A falta de un sitio para dormir, se quedó en el Eulogio Rosado, donde por la madrugada pasaron Alvaro Adrián Domínguez, de 37 años, M.D.Q.C., de 17, y María Eugenia Chi, de 42, todos ellos familiares entre sí, y el más joven se le quedó mirando de manera retadora.

Tras hacerse de palabras, los parientes se dieron cuenta que no era de Yucatán y las agresiones verbales subieron de tono.

De las palabras pasaron a los hechos y se hicieron de golpes, hasta que uno de los yucatecos sacó un cuchillo y comenzaron a forcejear.

En determinado momento intervino la mujer, pero el mexiquense logró quitarles el cuchillo y los atacó hasta propinarles diversas heridas.

Al ver que llegaban agentes de la Policía Municipal de Mérida, Arellano López se dio a la fuga pero capturado unas calles más adelante. Ante los uniformados insistía que solo se defendió.

Paramédicos atendieron a los tres parientes, pero solo Adrián Domínguez requirió ser llevado a un hospital, pues resultó con dos heridas cortantes en la espalda.

El adolescente tuvo una herida cortante en la ceja y la mujer una lesión cortante en un dedo de la mano derecha.

Al parecer, el cuchillo fue tomado de un carrito de perros calientes ubicado en el parque, el cual fue asegurado para realizar las investigaciones.

Los cuatro quedaron a disposición de las autoridades para aclarar el pleito. El hospitalizado quedó bajo custodia policiaca.

Comentarios

Comentarios