Miles de niños yucatecos afectados por cambio en estancias infantiles

Publicado febrero 13, 2019, 7:16 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Pese a que en Yucatán no hay casos de corrupción en estancias infantiles, a partir de este año las guarderías que anteriormente participaban en un programa de Sedesol (ahora Secretaría del Bienestar) dejaron de recibir subsidio del gobierno federal, lo que ha propiciado que dejen de recibir a niños cuyos padres se beneficiaban del esquema.

En consecuencia, miles de niños han dejado de asistir a las estancias, pues sus padres sin el subsidio federal, no pueden costear el pago de una mensualidad para que atiendan a sus hijos.

“Muchas de las guarderías, principalmente del interior del estado, atraviesan momentos de agonía debido a las modificaciones a nuestras reglas de operación y al programa de estancias infantiles”, expuso en conferencia de prensa Rebeca del Carmen Lugo Fleites, de la Red de Estancias Infantiles y quien tiene una guardería en el fraccionamiento Chenkú.

“Los que más nos preocupan son los niños del interior del estado que se beneficiaban de este apoyo, pues sus madres podían dejarlos en lugares seguros mientras ellas iban a trabajar”, explicó. “Ahora muchas han tenido que cerrar y los niños se quedan al cuidado de personas que no les garantizan esa seguridad”.

“Si bien el gobierno federal ofreció que ahora el subsidio se entregará directamente a los padres, 800 pesos cada mes, mil 600 al bimestre, esto no garantiza que vayan a ocupar los servicios de una guardería, pues seamos realistas, muchos padres no siempre son responsables, y más si tenemos casos donde hombres violentos les quitan su dinero a las mujeres”, añadió.

Además, hasta ahora no hay fecha para que ese dinero comience a entregarse a los padres, y mientras los niños han dejado de asistir a las estancias, lamentó.

“El representante del presidente, Joaquín Díaz Mena, declaró hace poco que ahora vamos a trabajar como particular, y que al padre de familia se le va a enviar dinero para que tenga con que pagarnos, pero hay que ser realistas, seguramente a muchos niños los van a dejar al cuidado de la abuelita, de la tía, de la vecina, sin protección y sin el cuidado adecuado”, enfatizó Rebeca Lugo.

Indicó que hace poco una niña de Komchén que dejó de ir a una guadería tuvo un accidente en casa que le ocasionó una fractura en una pierna, al grado de que requirió una cirugía. Ahora la madre está más preocupada, porque no solo tiene que dejarla en casa, sino que además su hija acabó lesionada.

Las estancias cuentan con seguro de responsabilidad civil, que en caso de un accidente de esta naturaleza hubiera respondido y pagado el tratamiento de la menor.

Rebeca Lugo subrayó que las estancias hab sido atacadas de manera agraviante al acusarlas de corrupción.

“No somos corruptas, durante todos nuestros años de servicio, que han sido 12, fuimos visitadas de manera mensual o bimestral por parte del DIF nacional, Sedesol mediante supervisores, se verificaba que nuestras instalaciones cumplan y cuenten con todos los permisos, manuales de cursos que hemos tomado, de Cruz Roja, de Protección Civil, y no solo una responsable, sino todo el personal, y cada que hay cambio de personal lo vuelve a tomar todo el personal”, explicó. “De julio a septiembre se nos impartió el curso MASI, a través del PNUD de Naciones Unidas, que nos instruyó para la atención a niños con discapacidad”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.