Mérida, ciudad de inmigrantes: al año recibe 30 mil nuevos habitantes

El Ayuntamiento prepara nuevos proyectos para aumentar la oferta de vivienda, movilidad y empleo para que los ciudadanos mantengan la calidad de vida.

831

Autoridades meridanas ya analizan cómo aumentar la oferta de vivienda, movilidad y empleo en la ciudad, que cada año recibe de 25 mil a 30 mil nuevos habitantes que llegan de otras partes de México y del extranjero.

“Hoy tenemos una ciudad diferente a la que hemos vivido en los últimos años, es una ciudad más dinámica, con una invitación a todo mundo a querer vivir en ella”, declaró el alcalde Renán Barrera Concha.

Este crecimiento, dijo, representa el principal desafío para su segunda administración, pues ya anteriormente ocupó la presidencia municipal en el periodo 2012-2015.

En cuanto a vivienda, el alcalde resaltó que si bien hay una oferta de hasta cuatro mil viviendas nuevas, su ubicación es mayormente en el noroeste y noreste de la ciudad, por lo que el Ayuntamiento trabaja en un plan para redensificar la zona centro y atraer de nuevo a los habitantes.

Las zonas de mayor oferta nueva habitacional van desde el fraccionamiento Francisco de Montejo hacia Dzityá, Komchén y Sierra Papacal. También hay una franja que va desde Las Américas hasta Ciudad Caucel, punto que colinda con el municipio de Ucú, y del lado oriente va desde Los Héroes hasta la calle 50 en el sur de la ciudad.

“Queremos evitar que ocurra el ‘efecto dona’, es decir, que se llenan las periferias, la gente cada vez vive más lejos, el territorio ya llegó a las colindancias con otros municipios y vemos que colonias y fraccionamientos tradicionales que se están quedando vacíos”.

Para ello, señaló Barrera Concha, ya se tiene un plan para atraer a los habitantes al centro, que considera el desarrollo de otros conceptos de vivienda como townhouses, desarrollos verticales, usos mixtos que permitan los usos comerciales y habitacionales en un mismo edificio.

“Cada vez hay más interés de inversionistas de invertir dentro de la mancha urbana y menos en la periferia, cosa que desde luego a nosotros nos sirve para poder garantizar la calidad de vida de los ciudadanos”, indicó. “Quien vive a 35 kilómetros del centro de la ciudad pierde tiempo, gasta mucho dinero en trasladarse, en gasolina en tiempo útil laboral, etcétera, y que de alguna manera le resta calidad de vida”.

Comentarios

Comentarios