Más acusaciones contra comisario ejidal de Kinchil

Lo llaman 'espurio' y lo acusan de haberse impuesto en una asamblea de 100 personas, cuando el padrón ejidal es de 800 integrantes.

339

La agresión contra un ejidatario de Kinchil, a manos del comisario Humberto Martín Solís Rodríguez, a quien sus propios compañeros catalogan como “espurio”, evidenció aún más las diferencias que acarrean desde hace un tiempo los integrantes de ese núcleo agrario.

En un mensaje que difunde en redes sociales, Fausto May Pisté, quien se denomina “legítimo comisario ejidal electo democráticamente”, señala que a Martín Solís no lo reconoce ninguna autoridad, ni la Procuraduría Agraria (PA) ni el Registro Agrario Nacional (RAN).

“Él (Martín Solís) se autonombró en asamblea con 100 personas, la mayoría engañada o acarreada”, señaló. “Nuestro padrón tiene mas de 800 ejidatarios y conmigo está la mayoría”.

“Soy el ‘legítimo comisario ejidal electo democráticamente’, Martin es un usurpador que ambiciona el puesto para vender nuestras tierras, tal como lo hizo con el rancho ‘Ha Macho’ de 300 hectáreas y que es de nuestro ejido”, aseguró.

“Se lo quitó al finado Gabriel Franco y después se lo vendio a Kekén, nunca informó de esta venta ni del dinero que recibió”, agregó. “Miente cuando dice que me he quedado con rentas de Movistar pues todo se ha pagado en tiempo y forma”.

“Tuvimos una asamblea para que Movistar nos pida permiso para dejar de pagarnos renta por problemas financieros que ellos tienen”, añadió. “En todo momento Martin fue violento y grosero con la licenciada Selene Garcia Baquedano, representante de Movistar”.

“Ademas de violento al golpear a Rosalío Dzul ‘Chus’ es un misógino, lo hago responsable de cualquier acto de violencia que haya en nuestro ejido, contra mi familia y mi persona, pues ya amenazó con tomar violentamente nuestra casa ejidal. ¡Que le quede claro a Martín que no lo permitiremos!”, remató.

Como informamos la semana pasada, ejidatarios de Kinchil denunciaron que en una asamblea clandestina, Solís Rodríguez le dio un salvaje golpe a Juan Rosalío Dzul, cuando el agraviado le hizo severas acusaciones.

En momentos de tensión por la poca respuesta a una reunión a la que convocó, Solís Rodríguez no soportó que “Chus”, de 61 años, le dijera ladrón de montes y que “no tenía llenadera”, por lo que sin previo aviso le propinó certero golpe en el ojo izquierdo.

Comentarios

Comentarios