Mancha de diésel hizo caer a un caballo calesero: ahora está descansando

Publicado noviembre 19, 2019, 8:36 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

La Unión de Conductores de Carruajes del Estado de Yucatán informó que el accidente que sufrió uno de sus caballo el domingo no fue por cansancio y mucho menos por agotamiento a causa del calor, sino por una mancha de diésel en el pavimento.

La agrupación agregó que por ahora el caballo está de descanso y en los próximos día será revisado por médicos de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Uady

“Cualquiera pudo haber caído debido al piso resbaloso”, afirmó Miguel Cuevas, integrante de la unión de caleseros. “Pudo haber sido un motociclista o una persona… el accidente fue por la mancha”.

El informante aseguró que en ningún momento hubo maltrato contra el caballo.

“Cuando cayó se siguieron los protocolos indicados para estos casos, que primeramente es evitar que el caballo se levante de golpe, pues sí está enganchado al carruaje puede lastimarse”, explicó. “Primero tenemos que desenganchar una parte y ya de ahí hacemos que se levante el caballo”.

“Nuestros caballos ya están entrenados para este tipo de accidentes, por eso el caballo no intentó levantarse, y no fue porque estuviera agotado o lastimado, sino porque así deben hacerse las cosas”.

Por ahora el caballo está bien, no presenta lesiones visibles, pero se le dio descanso, y no volverá a trabajar sino hasta que lo revisen en la Facultad de Veterinaria de la Uady.

“Reitero, el caballó no se cayó por calor, porque ese día hasta había frío”, señaló el directivo. “¿Qué van a decir ahora? ¿Con qué nos van a salir?… nosotros sí tenemos la respuesta: fue por un accidente, por una mancha de diésel”.

La caída del caballo, como informamos, fue difundida vía redes sociales y reavivó las peticiones de quienes demandan el retiro de calesas jaladas por caballo, y en su lugar proponen carruajes eléctricos.

En Progreso, como informamos, se habilitó recientemente una calesa eléctrica para ofrecer paseos a los turistas.

Cabe señalar que en Progreso nunca ha habido coches-caballito como sí los hay hasta ahora en Mérida, Izamal y Motul.

“Quien diga que en Progreso se cambiaron las calesas de caballo por este cochecito eléctrico está mintiendo, porque ahí nunca ha habido caballos para paseos turísticos”, afirmó enfático Miguel Cuevas.