Mala amiga lo deja atrapado toda la noche en un pozo

Por accidente, un médico meridano cayó a un pozo en un terreno baldío del fraccionamiento Campestre y nadie escuchó sus gritos, pese a que iba acompañado de una mujer que al ver que no regresaba se fue y lo dejó abandonado. El doctor entró al terreno a realizar una necesidad fisiológica.

4257

Una necesidad fisiológica le costó a un médico meridano pasar toda la noche atrapado en un pozo, en un terreno baldío del fraccionamiento Campestre.

Un transeúnte que pasaba por ahí esta mañana escuchó los gritos de auxilio del doctor y solicitó ayuda a la policía para rescatar al galeno.

El pozo es de un metro de diámetro por seis metros de profundidad, y para fortuna del médico no tiene agua.

La víctima, quien se identificó como el doctor David Palma, de 55 años y con domicilio en una privada de Chuburná, informó que la noche del domingo salió a pasear en bicicleta con una amiga.

Durante el trayecto hicieron una escala en un Oxxo cercano a donde está el terreno baldío, ubicado en la calle 3 entre 36 y 38 del fraccionamiento Campestre.

En un momento dado le dijo a la amiga que tenía ganas de orinar y le dejó a la mujer su bicicleta y su cartera, y se introdujo al predio baldío a realizar la necesidad fisiológica.

Por la oscuro que estaba el lugar, no se percató del pozo y cayó en él.

El doctor Palma comenzó a pedir ayuda a gritos, pero nadie escuchó su llamado de auxilio a esa hora. Ni siquiera la amiga, que al ver que el médico no regresaba se fue molesta pensando que se había ido a otro lugar.

Ni siquiera reportó la desaparición del galeno y se retiró del Oxxo sin decir más.

La mañana de este lunes un transeúnte pasaba por el lugar y escuchó los gritos de auxilio.

El galeno fue rescatado por agentes de la SSP que llegaron al lugar de los hechos.

Paramédicos de la misma corporación le brindaron los primeros auxilios porque sufrió golpes diversos, y fue llevado al hospital O’Horán.

Comentarios

Comentarios