Lupita cumplirá su sueño de XV años gracias a su maestro y la magia de las redes sociales

Publicado noviembre 26, 2019, 10:32 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 10 mins

Lo que sería un pequeño convivio con un pastel y refresco para la joven Rocío Guadalupe May Hoil, ahora se convertirá en una mágica noche acompañada de todo el poblado con una verdadera fiesta de quince años, gracias a su maestro, el tekaxeño Wilder Teyer Gómez.

Sin saber el impacto que causaría una publicación compartida desde su cuenta de Facebook, el maestro se ha convertido en un pilar que ahora le brindará una nueva vida a la joven, quien es una alumna especial y de aprendizaje lento.

Entrevistado por Yucatán Ahora, el maestro informó que solo se planeaba hacer un pequeño convivio con ella, pero todo cambió cuando los alumnos de otros grados decidieron sumarse y él compartió la empatía de ellos a través de las redes.

“Yo acostumbro a festejar a mis alumnos que cumplen en el mes con un pastel para todos, a ella le pregunté que quería y dijo un pastel, entonces dije que yo lo doy y que los alumnos den el refresco”.

“Luego los de tercer grado, que fueron mis alumnos, me dijeron ‘eres malo porque ya sabemos que la vas a festejar y queremos verlo, queremos aplaudirle’, a ellos les enseñamos inclusión, tolerancia, empatía y les dije que tenían razón, algunos se sumaron para ser chambelanes y fue en que le dije al director José Escalante Santos”.

“Y como el director sabe tocar teclado, el dijo que daría el teclado, lo planeamos en la cancha y era algo muy íntimo, pero me nació la idea de tomarme la foto, no con la intención de pedir, sino con el mensaje de que aunque somos una comunidad rural, los niños tienen esa empatía, la respetan, conviven con ella y se integran”.

Fue entonces que el poder de las redes sociales hizo su magia… La publicación alcanzó a miles de personas que decidieron sumarse hasta conseguir todo lo necesario para brindarle a Lupita la fiesta de sus sueños.

“Cuando vi la reacción de mucha gente que está aportando hasta mis lágrimas me salieron, gente de otros estados, la Universidad Tecnológica del Sur me dijo que no se querían quedar atrás y apoyarán con comida, la van a maquillar, escuelas de belleza de Mérida se han ofrecido, ya hay mariachi, luz y sonido, banda, el alcalde de Tixméuac, Gaspar Pantí, fue de los primeros en apoyar”, señaló.

“Una cardióloga de Monterrey que vive en Mérida le ha ofreció un vestido, ya tiene dos y tendrá dos cambios, y ya hay gente de Chiapas, Tabasco, Cozumel, Playa del Carmen que le van a traer obsequios”, continuó.

Incluso, el maestro indicó que estuvo a punto de eliminar la publicación, ya que aseguró que se salió de control ante tanta ayuda de la gente, así como del poblado, que lograron sacarle su lado más sentimental hasta llegar a las lágrimas.

“Se salió de control porque ahora será fiesta de pueblo, un señor de Cozumel me ofreció un lechón de 120 kilos, mucha gente me ha felicitado, todo lo que me han dicho, ya no aguanto, demasiada gente que me elogia, he llorado”.

“Yo sé que no hay nada de casualidades, se que Dios ha movido todo esto, personas que me dicen que me dan y me piden fotos, pero no quiero aparecer, es lo único que pido, se que Dios los ha tocado, no hay nada de casualidades, Dios lo tiene planeado”, expresó.

Este martes, los padres de Lupita acudieron al plantel para platicar con el maestro e informarle que no podían organizarle una fiesta ante la falta de recursos, pero él les dijo que no había nada de que preocuparse, ya que todo se volvería realidad.

“Los padres vinieron llorando, me dijeron que no tenían dinero y les dije que ustedes no tienen que dar ni un peso, la gente ya donó, ustedes van a bailar el vals con su hija”.

El maestro informó que los padres dijeron que el sueño de Lupita era ponerse un vestido y ahora podrá cumplirlo.

También recordó que una empresa de Mérida se comunicó con él para ofrecerles un servicio completo junto con el local, pero tuvo que rechazarlo, ya que desean brindarle una fiesta tradicional y conservar la esencia que se vive en un pueblo.

“La tradición es que la maquillan, ella se viste en su vivienda, sale con los papás y chambelanes caminando con música de banda, hasta llegar a donde es la fiesta. Yo les dije a ellos (sus padres) que la tradición no se va a romper, estamos acostumbrados a comer y convivir en el pueblo y así va a ser”.

El maestro Wilder expresó todo su agradecimiento con las personas que se han sumado para cumplir el sueño de Lupita, incluida la Secretaría de Educación Pública que ya se encuentra enterada del evento y ha brindado su respaldo para su realización.

El docente finalizó añadiendo que “hago esto de corazón por ella, estuvo muy grave, estuvo internada muchos días en el hospital, durante el tiempo que esté con nosotros mi único deseo es que mi niña sea muy feliz”.

La fiesta se realizará el viernes 13 de diciembre a partir de las 10 de la mañana en el domo de la Telesecundaria Mariano Escobedo, que se ubica en Kinil, comisaría de Tekax.

Detrás de todo:

Aunque se trata de un evento que le brindará un momento especial, el caso de Lupita es uno de los muchos que existen el el estado de Yucatán, donde la pobreza y maginación es la lucha cotidiana de miles de familias.

Lupita es una joven estudiante especial de lento aprendizaje. Su situación es complicada al contar con una familia que vive en la pobreza extrema en una pequeña vivienda de huano en la comisaría de Kinil.

Padece diabetes, al igual que sus padres, y estuvo internada varios días en el hospital de Tekax, a causa de una tuberculosis que afortunadamente logró ser controlada.

Por su condición, no lleva el grado escolar correcto y requiere de atenciones especiales en su plantel, donde cuenta con un hermanito de 12 años, de nombre Alberto, que vive con el mismo padecimiento.

Toma clases con el maestro Wilder, de 42 años, quien lleva cinco años como docente en el plantel de Kinil y quien informó que sus padres son de avanzada edad y por su condición viven con la dificultad de brindarle una vida digna a sus hijos.

El maestro expresó que desea que la familia sea apoyada no solo para el evento, sino como una familia que lucha por sacar adelante a sus hijos a pesar de sus condiciones, así como que su caso llegue a diversas autoridades, dependencias o empresas privadas que puedan apoyarla con un techo digno y brindarle todos los servicios que carecen.

La familia vive en la comisaría de Kinil, ubicada a 30 kilómetros de la cabecera municipal de Tekax y se puede localizar fácilmente al llegar al poblado y preguntar por Elías May Ucán e Isaura Hoil Moo, los padres de Lupita, o bien por ella.