Lumbalgia se dispara debido al confinamiento por Covid-19

Publicado mayo 01, 2021, 7:20 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

En menos de un año, en el país se registra un aumento notable de la lumbalgia, dolor insoportable e incapacitante registrado en la espalda baja, debido al trabajo a distancia establecido durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19, coincidieron especialistas.

El académico del Colegio Mexicano de Ortopedia y Traumatología, Felipe Gómez García, remarcó que es una de las principales causas de ausentismo laboral y la ubica como uno de los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes.

Resaltó que la problemática aumento debido al aumento del número de personas que se enfocaron a trabajar a distancia, en su casa, el cual inició desde que entró en vigor en México en marzo del 2020, con las medidas de confinamiento que obligaron a la población a mantenerse en su hogar para resguardar su salud.

Por ende, como la mayoría de las personas acostumbradas a un ritmo cotidiano de salir a la calle a trabajar, tomar transporte o desplazarse para llegar a su lugar de trabajo, de un día a otro cambiaron sus rutinas para quedarse en casa y optar por el también llamado teletrabajo.

Sin embargo, la mayoría de las personas carecían de un lugar óptimo para trabajar, por lo que de inmediato se improvisaron comedores, dormitorios, salas o cocinas sin los muebles correctos que dejaron consecuencias por pasar largas horas frente a las computadoras y que originaron problemas en la espalda, el cuello, los brazos, las manos, las muñecas, las piernas y los pies.

“La situación de aislamiento, sedentarismo, ansiedad y trabajo en casa afectaron el estado físico y emocional de las personas. El cierre de gimnasios, trabajo en casa y actividades de ocio sedentarias como son los juegos de mesa, videojuegos o ver películas en casa, impusieron el pasar muchas horas sentados de manera incorrecta frente a una pantalla de televisión, computadora o teléfono que generó un aumento preocupante de afecciones musculoesqueléticas, entre ellas, la más común la lumbalgia”, acotó.

Señaló que la lumbalgia es un dolor en la parte baja de la espalda que puede afectar las partes óseas (vértebras) y a las bandas (músculos, tendones, ligamentos e incluso estructuras nerviosas) que se encuentran alrededor o cruzan por las vértebras.

Incluso, algunas alteraciones en órganos intraabdominales pueden provocar esta condición que puede presentarse en forma aguda (menos de seis semanas); subaguda (entre tres y seis meses) o crónica (más de tres meses) y que aparece cuando nos mantenemos en mala postura por más de ocho horas.

La mala postura también provoca otras afecciones como tendinitis, contracturas en el cuello, dolores en la espalda, ligamentos, músculos y huesos; llegando a causar como efecto complementario, alteraciones neurológicas por compresiones de las terminaciones nerviosas, alterando la sensibilidad y la capacidad de fuerza de los movimientos de la persona afectada.

Gómez García estimó que aproximadamente el 80 por ciento de las personas presentará lumbalgia al menos una vez en la vida.

Detalló que el primer episodio de lumbalgia es de un 6.3 a un 15.4 por ciento por año.

Dado que la recurrencia es alta, entre el 20 al 80 por ciento por año, la ocurrencia de lumbalgia (primer episodio o reincidencia) sube a un 36 por ciento de la población por año con una prevalencia en hasta el 80 porcentual de la población como efecto de los defectos posturales y movimientos bruscos, siendo su máxima prevalencia entre los 40 y 60 años.

El índice de remisión es de 54 a 90 por ciento por año, bajo el control médico y rehabilitación correspondiente según el especialista.

Por su parte, el especialista en Medicina del Deporte por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), Felipe Gómez Ballesteros, explicó que una lumbalgia simple originada por una postura incorrecta agravada por sobrepeso, obesidad u obesidad mórbida y sedentarismo, puede mejorar con medidas que se deben implementar de inmediato.

1. Las personas que hacen home office deben caminar entre 10 y 15 minutos todos los días y realizar ejercicios de estiramiento para evitar el aumento de peso.

2. Es importante tomar varios descansos a lo largo del día.

3. No ingerir comida chatarra y restringir los carbohidratos. Hay que comer porciones de verdura o fruta con una dieta balanceada que incluya carne roja, pescado y pollo.

4. Reducir la ingesta de alcohol y evitar fumar.

5. No automedicarse, ya que se puede enmascarar los signos y síntomas de un padecimiento grave. Por ello es importante acudir tempranamente con los especialistas en dolor para recibir el tratamiento adecuado.

6. Adecuar un espacio de trabajo con una silla y escritorio o mesa que nos permita tener una posición correcta y con condiciones ambientales idóneas como iluminación o ventilación.

Teniendo en cuenta lo mencionado por los especialistas, Alan Barrell, en su calidad de Director Médico de Productos Farmacéuticos Chinoin®, mencionó que complementario a las medidas en favor de una adecuada higiene postural para la prevención de la lumbalgia, es necesario tener presente acudir con su médico oportunamente ante las molestias generadas por el trabajo remoto desde casa para poder así evitar consecuencias mayores a largo plazo.

Los medicamentos que se emplean para el manejo de la lumbalgia son ampliamente conocidos por los médicos tratantes y es por eso que ellos evalúan en detalle los alcances del problema y seleccionan los recursos adecuados para el control del dolor en sí, el relajamiento muscular sin sedación o inclusive el fortalecimiento de los trayectos de impulsos nerviosos. Para todas estas afecciones de salud se tiene tratamientos.