Los diputados no se van sin aprobar el matrimonio igualitario: activistas

Los legisladores simplemente obedecen intereses políticos, actúan según los lineamientos que les dan para aprobar o rechazar las iniciativas en turno, señalan organismos no gubernamentales.

134

Los diputados locales se niegan a la aprobación del matrimonio igualitario para conservar el clientelismo político-electoral que los maneja, coincidieron las representantes de diversos organismos no gubernamentales que forman parte de las Solicitantes de la Alerta por la Violencia de Género en Yucatán.

“Los legisladores simplemente obedecen intereses políticos, actúan según los lineamientos que les dan para aprobar o rechazar las iniciativas en turno”, acotó la investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Ligia Vera Gamboa.

A pesar de tal actitud, advirtió que “esta legislatura no se va sin aprobar el matrimonio igualitario, ya basta que nos sigan viendo la cara, ya basta de legislar con base a creencias religiosas así como a favor de grupos conservadores y clientes electorales”.

Expresó que el matrimonio entre parejas del mismo sexo forma parte de los derechos humanos, pero desafortunadamente, en el Estado no se quiere respetar la normatividad.

Comentó que en Yucatán existen cerca de 100 parejas homoparentales, las cuales ya cuentan con su respectiva acta de matrimonio.

Aunque son numerosas las personas del mismo sexo que desean contraer nupcias, simplemente se les niega esa oportunidad.

Por ende, en vez de pagar cerca de 200 pesos al Registro Civil del Estado, tienen que costear el amparo para lograr casarse, cuyo costo oscila entre 15 mil a 20 mil pesos, dependiendo del abogado.

Cuando ganan el amparo, el matrimonio homoparental es asentado en un libro de actas diferente a los demás, lo que representa una grave violación a la igualdad y a los derechos humanos.

Por su parte, la representante estatal del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Adelaida Salas Salazar, reprobó la hipocresía que prevalece entre la sociedad al no aceptar a la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (Lgbttti+) de Yucatán.

Aseveró que en la entidad predominan los problemas de dogmas así como de doble moral, así como de homofobia.

La representante de la asociación “Mujeres por la Democracia Paritaria”, Gina Villagómez Valdés, resaltó que Yucatán es cuna del feminismo y promotor de los derechos humanos.

Sin embargo, se niegan a aprobar el matrimonio igualitario, no quieren formar parte de los Estados que respeta a las personas con orientaciones sexuales diferentes.

“Sería una vergüenza que a estas alturas Yucatán quede rezagado con las reformas al artículo 94 de la Constitución Estatal, el cual, actualmente se establece que el matrimonio sólo está conformado entre un hombre y una mujer.

Con la creación de la figura homomarital, también se modificaría la Ley de la Familia y el Código Civil.

“Los diputados no se volverás gays al aprobar la iniciativa de Ley, es un absurdo que piensen de esa manera”, subrayó.

Finalmente, Villevaldo Pech Moo indicó que por lo pronto, ya se interpusieron dos recursos ante el Tribunal Superior de Justicia del Estado, los expedientes 01/2019 y el 02/2019, los cuales fueron admitidos por recurso de omisión cometido por el Congreso del Estado.

Indicó que dependiendo de la respuesta del TSJE se tomarán las medidas correspondientes, tal el caso de interponer un amparo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Nación (TSJN), así como recurrir a organismos internacionales.

Comentarios

Comentarios