Los astros deparan muchas sorpresas cósmicas en 2021: no olvides mirar al cielo

Publicado diciembre 29, 2020, 9:21 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 12 mins

A lo largo de 2021, la Luna y los cinco planetas visibles serán los protagonistas de diversos fenómenos astronómicos a efectuarse en el cielo de la Península de Yucatán entre los que destacarán dos eclipses y una superluna, así como conjunciones y oposiciones, entre otros sucesos, anunció el especialista Eddie Ariel Salazar Gamboa.

Consideró 2020 como “un año interesante”, debido a los diversos acontecimientos registrados, tal el caso de la aparición de todos los planetas visibles en una misma noche y Gran Conjunción de Júpiter y Saturno, al igual que la Luna azul, es decir, en un solo mes Selene estuvo en dos ocasiones en la fase de llena, etc.

El astrónomo yucateco remarcó que este año también está interesante, ante la diversidad de fenómenos que ocurrirán, todos ellos protagonizados por Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, la Luna y el Sol.

Incluso, también destacarán lluvias de estrellas, conjunciones y oposiciones planetarias así como fenómenos arqueoastronómicos y las fiestas movibles reguladas por la Luna, reiteró.

Todo ello, sin descartar las apariciones de cometas así como de asteroides que puedan pasar cerca de la Tierra, expresó el académico del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM).

Los primeros del año

Salazar Gamboa abundó que el primer fenómeno astronómico se dará el 1 de enero, y el Sol aparecerá a las 6:35 horas y se ocultará a las 17:28 horas.

Asimismo, la epacta o “edad de la Luna” será 16, es decir, el 1 de enero la Luna estará es el décimo sexto día después de la fase de nueva, por lo que el 6 del mismo será cuarto menguante.

Enunció el perihelio de la Tierra, previsto para al 2 de enero, es decir, el punto más cercano al Sol, a una distancia de 0.98 Unidades Astronómicas, es decir, estará a 146.6 millones de kilómetros.

Mientras que el afelio será el 5 de julio, a una distancia de 1.02 UA, o sea a 152.7 millones de kilómetros. Una UA equivale a 149 millones 500 mil kilómetros

Recordó la anécdota de que “un día me preguntaron el porqué hace frío en enero si estamos tan cerca del Sol, la respuesta es que todo depende del ángulo de inclinación de la Tierra”.

Informó que “el 2021 iniciará con el pie derecho, pues son diversos los fenómenos que se observarán a simple vista, a lo largo del año”.

La primera Luna llena o plenilunio será el 28 de enero, a las 13:16 horas, la cual, de acuerdo con la tradición de Estados Unidos, es la “Luna de lobo”, nombre otorgado debido a que coincide con la temporada donde esta especie suelen aullar más.

Superluna

En esta ocasión no habrá Luna azul, pues sólo se registrarán 12 novilunios e igual número de plenilunios.

Por ende, en cada mes habrá una Luna en fase de llena así como de nueva, y la primera de este tipo será el 12 de enero, a las 23 horas.

El profesor emérito de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) anunció que habrá una superluna, el próximo 26 de mayo, y estará a 357 mil kilómetros de nosotros.

“Es un fenómeno en el que coincide tanto su fase de plenitud con su máximo acercamiento terrestre. Incluso, de manera indirecta también se apreciará con el aumento con las mareas, efecto relacionado con la atracción de la gravedad entre ambos cuerpos celestes, así como otros sucesos naturales que también repercuten en el hombre”, abundó.

Eclipses

En conferencia de prensa en línea informó que habrá cuatro eclipses, de los cuales dos serán de Sol, y el resto, de Luna, pero sólo los protagonizados por Selene serán visibles en México.

De los dos eclipses solares, el primero será anular, previsto para el 10 de junio, pero sólo se verá en Canadá, y el segundo será total, para el de 4 diciembre, y se observará en el Ártico y Siberia.

El coordinador del Grupo de Astronomía “Hipatia de Alejandría” del ITM añadió que el primer eclipse de Luna será total y sucederá el 26 de mayo, por lo que coincide con la superluna.

Mientras que el segundo será parcial y ocurrirá el 16 de noviembre. Ambos se apreciarán en todo el país, y tendrá una duración de tres horas.

Conjunciones y oposiciones

El premio “Jaguar del Turismo 2020” de la Asociación Mexicana de la Industria Turística (AMIT) Yucatán informó que primera conjunción será entre Venus y Saturno, el 6 de febrero, con una separación de 22 minutos y 42 segundos.

Posteriormente, el 11 de febrero será la conjunción entre Venus y Júpiter, a 25 minutos y 47 segundos.

El 13 de julio será la conjunción entre Venus y Marte, por lo que estarán juntos a una distancia visual de 28 minutos y ocho segundos.

Mientras que la oposición de Saturno será el 2 de agosto, por lo que al mismo tiempo que el Sol se oculta por el horizonte, el “Señor de los anillos” aparece por el Oriente.

Este fenómeno ocurre cada 378 días, por lo que el anterior ocurrió el 20 de julio de 2020 y el próximo será el 14 de agosto de 2022.

Asimismo, la oposición de Júpiter será el 26 de agosto, el cual tiene una duración de 399 días, por lo que la anterior sucedió el 14 de julio de 2020 y la próxima será el 26 de septiembre de 2022.

Añadió que el 29 de octubre será la elongación de Venus, es decir, el ángulo entre el Sol y el planeta, visto desde la Tierra.

Lluvias de estrellas

Salazar Gamboa abundó que anualmente se presentan hasta 125 mal llamadas “lluvias de estrellas”, pues debe de ser “de meteoritos”, de las cuales, 29 son notables.

Sin embargo, cuatro son las más copiosas, tal el caso de Cuadrántidas, del 3 y 4 de enero; Perseidas (Lágrimas de San Lorenzo), del 11 y 13 de agosto; Oriónidas, del 17 al 25 de octubre, y Gemínidas (Lluvia de la Virgen), del 11 al 13 de diciembre.

En todas estas, en promedio se observan al menos 120 meteoritos por hora, siempre y cuando se tengan las condiciones ideales para apreciarlas a plenitud.

De menor intensidad son la Líridas, Eta Acuáridas, Táuridas y Leónidas, entre otras el especialista, acotó.

A consecuencia del número de lluvias de estrellas, algunas de ellas se traslapan, cuya distinción se debe a la hora y el lugar donde aparecen los meteoritos.

Arqueoastronomía

Agregó que el cambio de estación correspondiente al equinoccio de primavera se registrará el 20 de marzo, a las 9:38 horas, que es el momento justo cuando la Tierra está totalmente vertical, aunque una semana antes, para la Península de Yucatán será la igualdad del día y la noche.

Recordó que 1971 fue el último año en que el equinoccio de primavera cayó el 21 de marzo, y en 2020 ocurrió el 19 de dicho mes, ya que es bisiesto.

Aclaró que el solsticio de verano será el 21 de junio, a las 3:33 horas, con la máxima declinación del Sol al Norte; el equinoccio de otoño, el 22 de septiembre, a las 19:31 horas, y el solsticio de invierno, el 21 de diciembre, a las 16:01 horas, el máximo desplazamiento del astro al Sur.

La primavera y el verano tendrán una duración de 93 días; el otoño tardará 90 y el invierno, 89 días.

El primer paso del Sol en el cenit se registrará en mayo, específicamente el 22 en Uxmal, el 23 en Chichén Itzá y el 24 en Dzibilchaltún.

Mientras que el segundo paso cenital será el 18 de julio en Dzibilchaltún, al día siguiente en Chichén Itzá y el 20 del mismo mes, en Uxmal.

Enunció que “estos son los días en lo que mejor se apreciarán los fenómenos arqueoastronómicos que se registran en diversas ciudades mayas, tal el caso de Acanceh, Aké, Chichén Itzá, Dzibilchaltún, Mayapán, Oxkintok, San Antonio Chel, y Uxmal, principalmente.

Fiestas movibles

Finalmente, en cuanto a las fiestas movibles, el entrevistado señaló que el Domingo de Pascua será el 4 de abril, celebración litúrgica que se basa en el cálculo de la primera Luna llena después del equinoccio de primavera, la cual acontecerá el 28 de marzo, a las 12:48 horas.

Por ende, el Martes de Carnaval será el 16 de febrero, ya que son 40 días de diferencia entre ambas fechas, al mismo tiempo que el domingo de Ramos será el 28 de marzo.

Aseveró que “la Luna es quien determina todas las fiestas religiosas movibles, como es el carnaval y Semana Santa. Estos acontecimientos religiosos están marcados por la primera Luna llena después del equinoccio de primavera”.

De tal manera, el Viernes Santo será el 2 de abril, fecha de la crucifixión de Jesús datada en el 14 Nissan de la cronología judaica, concluyó.