Lluvias insuficientes: latente la aparición de sequía en la Península de Yucatán

Publicado septiembre 20, 2020, 8:44 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

MÉRIDA.- Las lluvias registradas en la primera quincena de este mes impidieron la aparición de la sequía en la Península de Yucatán, sin embargo, fue insuficiente ya que cerca del 40 por ciento de la superficie está catalogada como “anormalmente seca”, reveló el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Por el momento, se prevé un aumento en el índice de lluvias, debido al impacto de ondas tropicales, pues aún continúa la Temporada de Ciclones Tropicales previstos para el Océano Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe.

Durante la primera quincena del mes en curso, se registraron lluvias por arriba del promedio en el centro-norte, noreste, occidente, vertiente del Golfo de México, Chiapas y regiones de la Península de Yucatán.

Las precipitaciones pluviales fueron ocasionadas por la continuidad del monzón de Norteamérica, el ingreso de los primero tres frentes fríos de la temporada 2020-2021 y el paso de las ondas tropicales número 33, 34 y 35, así como inestabilidad atmosférica superior al norte del territorio nacional.

El déficit de precipitación persistió en la Península de Baja California y el noroeste, así como en las costas del Pacífico mexicano y zonas de la Península de Yucatán. Por lo cual en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca permanecieron las condiciones de sequía de moderada a extrema (D1-D3).

Mientras que en la Península de Baja California y el noroeste incrementaron las áreas con sequía de moderada a severa (D1-D2), y en la Península de Yucatán se extendieron las condiciones anormalmente secas (D0).

Al 15 de septiembre de este año, la cobertura de sequía de moderada a extrema (D1-D3) a nivel nacional fue de 24.28 por ciento, ligeramente menor de lo cuantificado a finales de agosto pasado, cuya diferencia fue del 1.37 porcentual.

En la segunda mitad de julio, en la Península de Yucatán inició la condición de anormalmente seco, que es el proceso previo al establecimiento de la sequía, y actualmente abarca el 37.3 por ciento de la superficie.

La interfase entre la normalidad y la sequía, denominada como D0, es una condición de sequedad y no de una categoría de sequía cuya duración es suficientemente prolongada como para causar desequilibrios hidrológicos significativos.

En esta ocasión está presente en las tres entidades que conforman la región, en el caso de Quintana Roo abarca el 50.5 por ciento de la superficie del Estado, seguido de Yucatán, con el 36.6 por ciento, y Campeche, con el 27.4 porcentual.

Por cuarto mes consecutivo, la Península de Yucatán permanece libre de alguna condición de sequía, de la moderada a la excepcional (D1-D4).

La Península de Yucatán está libre de sequía desde la segunda quincena de mayo pasado, cuando se observaron lluvias por arriba del promedio, mismas que favorecieron la desaparición de las áreas con sequía de moderada a extrema que se observaban sobre dichas regiones.

La misma condición continuó gracias al impacto de diversas ondas tropicales y de la tormenta Cristóbal, cuyos efectos prevalecen en la entidad, con inundaciones en algunas poblaciones, y en el caso específico de Mérida, en el Parque Ecológico del Poniente

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México (MSM), en la primera quincena de mayo, la sequía afectaba el 45.8 por ciento de la superficie de la Península, de la cual, el 34.7 por ciento fue de la de tipo moderada (D1) y el 11.1 porcentual, fue sequía severa (D2).

Asimismo, en Campeche eran seis los municipios afectados, cifra similar de Quintana Roo y 101 de Yucatán.

Pero la amenaza de retorno de la sequía en la Península de Yucatán comenzó en la segunda quincena de julio pasado, con la presencia de las condiciones de anormalmente seco (D0), y actualmente afecta el 37.3 por ciento de la superficie de la región.

Específicamente, la Do afecta nueve municipios de Campeche, igual número de poblaciones de Quintana Roo, y 49 de Yucatán.