Líos legales impiden restauración de predios abandonados

Muchos de los inmuebles están intestados o definitivamente ya no existen los propietarios. Para el Ayuntamiento resulta difícil impedir que sean demolidos, lo que propicia la pérdida de ese patrimonio cultural.

218

Conflictos legales relacionados impiden que los predios catalogados en peligro de derrumbe sean remodelados, informó el director de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento Mérida, Federico Sauri Molina.

“Seguimos con el catálogo de predios ruinosos, seguimos con el coadyuvancia con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Hay que recordar que el Ayuntamiento como tal no puede demoler unilateralmente tenemos que tener a la instancia federal con nosotros, seguimos con ello y se sigue el rastreo de los propietarios”, precisó.

El funcionario municipal resaltó que muchos de los predios están intestados o “definitivamente ya no existen los propietarios. Es un procedimiento legal largo porque estamos hablando de una demolición no sólo del patrimonio sino del inmueble que en algunos casos hemos encontrado a los propietarios y ya estamos procedimiento a la consolidación o en un momento dado a la demolición controlada, pues no necesariamente todo el inmueble se encuentra en mal estado.

Durante la primera administración del alcalde Renán Barrera Concha se llevó a cabo un censo de estos inmuebles, los cuales por falta de mantenimiento de los dueños se encontraban en situación peligrosa para los transeúntes.

Aunado a este censo y como medida precautoria se tapiaron estos predios con el fin de contribuir a dar protección a los peatones, en tanto se llevaban a cabo otras acciones para involucrar a los propietarios a consolidar y en su caso, dar el mantenimiento adecuado a sus predios.

De los 35 predios identificados como “ruinosos”, únicamente seis se identificaron que presentaban un estado de deterioro que no permitía una intervención para su rescate o consolidación.

Por lo anterior, el Ayuntamiento en coordinación con el INAH Yucatán se ha dado a la tarea de coordinar y llevar a cabo en su caso las demoliciones controladas de aquellos elementos de los inmuebles que presentaban un mayor deterioro.

A la fecha, de esos seis predios ya se ha realizado la demolición de dos, con acciones controladas en los términos y condiciones antes mencionadas.

En relación a los otros cuatro predios se están realizando las gestiones correspondientes para demoler los elementos que representan un peligro.

Comentarios

Comentarios