Lío en la Uady: piden que se acaben los privilegios del rector

Publicado octubre 19, 2019, 5:27 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

En la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) se “calientan las aguas” entre los trabajadores y los directivos, ya que se pretende cobrar un impuesto de cerca del siete por ciento por concepto de servicios médicos, los cuales actualmente se brindan en un hospital privado.

El rector de la Casa de Estudios, José de Jesús Williams, aclaró que se busca llegar a un acuerdo con los trabajadores, por lo que se realizan pláticas con todos ellos.

Sin embargo, el común denominador de las reuniones efectuadas con los integrantes a la Asociación Única de Trabajadores Administrativos y Manuales de la Universidad (Autamuady) es “no” al cobro del impuesto del 6.5 por ciento.

Incluso ya comenzaron las amenazas en contra de los trabajadores, pues todos se convertirían en derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con los afectados, los directivos de la Uady establecen que no hay dinero para pagar los gastos médicos de los trabajadores, motivo por el cual se pretende establecer el cobro del 6.5 por ciento.

El 67 por ciento del presupuesto de la universidad se va en sueldos, por lo que se carece de recursos para el pago del seguro privado.

Ante tal postura, el personal administrativo, técnico y manual propuso eliminar los sobresueldos así como las millonarias compensaciones que se brindan a académicos, directores, secretarios y al propio rector.

El clima de tensión resaltó aún más cuando se amenazó a los trabajadores que serían transferidos al IMSS, pues actualmente toda la atención se les brinda en la Clínica Mérida.

De Jesús Williams explicó que “está en pláticas con los trabajadores para llegar a un acuerdo sobre el servicio médico de los trabajadores y los derechohabientes”.

Para ello, los directivos acuden a las escuelas, facultades y centros de trabajo, así como también se cita a los trabajadores al Edificio Central, para exponer la propuesta sobre el impuesto del servicio médico.

“Se pasa a las dependencias y se platica con la comunidad universitaria, con personal administrativo, técnico y manual”, subrayó.

Indicó que se trata de una propuesta, por lo que aún no se aplica, pues para ello se requiere un común acuerdo con los trabajadores.

Por lo pronto, el servicio médico al personal continuará, en tanto se llega a un acuerdo con la Autamuady, la cual está integrada por cerca de 800 agremiados.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.