Leysi quiere dejar huella en el atletismo

Aspira a ser la primera yucateca que asista a una Paralimpiada.

947

Los obstáculos que frenan al éxito sólo están en la mente y prueba fehaciente de ello es la joven Leysi Berenice Chan Tucuch, porque cuando se quiere se puede.

Originaria de la comisaría de Santa Teresa Coahuila, Maxcanú, la joven de 20 años de edad se ha consolidado como una de las promesas a seguir, ahora que culmina –en este año 2019–, su paso por la Paralimpiada Nacional, ya que será la última en la que participe, pero ella quiere ir por más hasta convertirse en la primera yucateca en asistir a unos Juegos Paralímpicos, el caso es hacer historia.

Soñar no cuesta nada, es su lema y también soñó subirse el pódio nacional, viajar en avión y conocer otros estados, llegar donde nadie, de su familia, lo ha hecho y esos sueños se han convertido en realidad.

Por eso siempre es bueno soñar, dijo Leysi entrevistada en el estadio “Gral. Salvador Alvarado”, sitio donde también estuvieron presentes su madre Marcela Tucuch Yam y el entrenador Giner Dzib Palomino.

Leysi Chan, tuvo su primera experiencia nacional en 2012 en Guanajuato donde ganó plata y bronce. Un año antes durante una de sus citas en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), a un costo del Parque de La Paz, recibió la invitación de otros deportistas en silla de ruedas para hacer deporte.

“Ella aceptó la invitación y empezó a hacer deporte en la Unidad Deportiva del Sur (UDS), y teníamos que desplazarnos desde Maxcanú hasta el sur y en ocasiones terminábamos hasta las 9 de la noche cuando la ambulancia que nos trasladaría al pueblo llegaba por nosotras”, dijo la madre de Leysi, doña Marcela.

Según dijo doña Marcela así estuvieron casi un año hasta que a Dzib Palomino lo cambiaron a Maxcanú para trabajar con otros jóvenes con discapacidad y eso nos ayudó mucho.

Leysi sólo sonríe, se sonroja y llora al hablar de sus logros en la Paralimpiada, la emoción la embarga y recuerda que sólo ha ganado un oro y fue en 2017 en Guadalajara, Jalisco.

En el resto de los certámenes nacionales ha ganado plata y bronce, en jabalina, bala y disco.

Actualmente estudia en el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 24 de Maxcanú, donde participa en el taller de cocina donde ya aprendió a cocinar comidas tradicionales y especializarse en postres, como el pan de zanahoria y elote.

“Aunque también me encanta el espagueti, que ya sé cocinar”, presume la entrevistada.

Otro de los sueños de la chica es poner una pastelería –en su casa–, y ser más independiente de lo que ahora es.

Según dijo cuando su madre sufre de alguna recaída por la enfermedad que padece –ataques epilépticos–, ella sola se desplaza hasta los entrenamientos, cuando su madre puede la acompaña a todos lados, sin dejarla sola un momento.

Pero el deporte no sólo le ha ayudado a estar saludable, también ha sido el camino para tener su casa propia y esto fue gracias al ex alcalde Rómulo Uc Martín, quien le apoyó y junto con el Instituto de la Vivienda le construyeron su casita y goza también de un baño adaptado a sus necesidades.

Leysi lamenta que en su municipio no exista el Premio Municipal del Deporte, puesto que con sus logros le hubiera alcanzado para ganarlo.

Agradeció a la actual alcaldesa, Marlene Catzín por el apoyo otorgado parea el traslado a los entrenamientos, la escuela y para venir a Mérida a las consultas en el CREE, donde por cierto ella también perteneció a un grupo de baile.

Actualmente y de acuerdo con su entrenador Giner Dzib, la chica incursionará ahora en las pruebas de pista ya que en esta Paralimpiada que será su última, además de disco, bala y jabalina, incursionará en la velocidad, donde espera también subirse al podio.

Comentarios

Comentarios