‘Le ganó’ la paranoia al asesino de un policía yucateco, dice la defensa

Publicado septiembre 19, 2019, 7:31 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Con los testimonios de la esposa del policía fallecido, el agente lesionado en los hechos y otro elemento de la PEI como testigo, este miércoles comenzaron las audiencias como parte del juicio oral que se sigue a Ángel González Cob y a su mujer Nidia Pérez Euán.

La pareja es procesada por el asesinato del policía Manuel Felipe Nery Blanco Méndez, y por las lesiones contra otro oficial, José Antonio Rodríguez Basto, a quienes les dispararon cuando los agentes de la PEI trasladaban González Cob y su esposa al complejo de seguridad, a fin de ponerlos a salvo de amenazas de secuestro.

Venían huyendo desde el sur de Quintana Roo, donde el padre del sujeto había sido secuestrado. Se trasladaban en una camioneta Xtrail que abandonaron en Ticul al aumentar la paranoia de González Cob, la cual alcanzó su máximo al dispararle a los policías yucatecos que los llevaban a un lugar seguro.

Según la defensa, todo se debió a un “temor fundado”, pues al ver que sus hijos menores eran llevados por otro camino, les entró pánico y realizaron los disparos.

Al solicitar la pena máxima contra la pareja, los fiscales insistieron en que se trató de un cobarde ataque, pues los policías desconocían que la mujer tenía dos armas de fuego en su bolso, el cual no revisaron porque supuestamente era una familia de víctimas, incluyendo a los hijos.

De acuerdo con el testimonio del oficial Rodríguez Basto, unos segundos antes de cometer el ataque, González Cob preguntó si ya estaban llegando a la Fiscalía, y cuando le respondieron que sí le disparó al policía Blanco Méndez, quien conducía el vehículo.

Acto seguido accionó el arma contra Rodríguez Basto, a quien solo alcanzó a herir en el cuello y el lado izquierdo de la cara.

Los tiros se hicieron con armas diferentes, porque al parecer la primera con la que disparó se le cayó y enseguida utilizó otra que tenía la mujer en su bolso. “Pásame las pastillas”, le habría dicho el sujeto a Nidia Pérez, en referencia a las pistolas.

Los hechos ocurrieron el 13 de noviembre de 2018, aproximadamente a las 6 de la mañana, luego de los policías yucatecos fueran en auxilio de la pareja y sus dos hijos, a quienes les dijeron que los llevarían a la Fiscalía a fin de que estuvieran en un sitio seguro.

El juicio oral se realiza por los delitos de homicidio calificado contra servidor público, homicidio calificado en grado de tentativa contra servidor público y daño en propiedad ajena.

Las audiencias continuarán en los siguientes días. Se espera el desahogo de más de 100 medios de prueba ofrecidos por las partes, entre ellos testimonios.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.