Le acarició la mano a su víctima, pero las huellas quedaron en algo que compartieron

Publicado julio 20, 2018, 6:51 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Acusado de asesinar de una pedrada al velador de una privada de Temozón Norte, fue presentado ante el juez el albañil Nemesio Noh Puc, de 62 años.

Fue imputado por el delito de homicidio simple, en audiencia que presidió el juez de control Luis Mugarte Guerrero.

Se le detuvo cerca de Xcanatún, Progreso, en cumplimiento de la orden de aprehensión de dicho juez.

Se supo que se logró llegar a él porque dejó sus huellas en la caguama que tomaba con la víctima antes de matarlo.

Tenía antecedentes penales, por lo que fácilmente fue identificado, además de que en el sitio se hallaron restos de sangre del occiso, mismas que también tenía el albañil en sus zapatos.

El vigilante ultimado, como informamos, se llamó Alberto Ek Tamay, tenía 45 años de edad, y era originario de Calkiní, Campeche.

Los hechos ocurrieron en las primeras horas del 9 de julio, en la privada residencial Tamarindos, en donde ambos trabajaban, uno como vigilante y el otro como albañil.

Se dispusieron a tomar bebidas alcohólicas y, al calor de las copas, se desinhibió y le acarició la mano al albañil, quien interpretó esto como una propuesta indecorosa, de manera que discutieron y pelearon.

El albañil lo derribó y con una piedra le aplastó el cráneo. Tras cometer el crimen huyó y estuvo prófugo varios días hasta que fue capturado.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.