Las manos mágicas de nuestros artesanos invitan a la Feria de Tunich

Publicado julio 24, 2018, 1:18 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Con paciencia, talento, creatividad y mucho amor al arte, Elide Pech Chi y su familia -todos artesanos de la madera desde hace generaciones- ya están listos para recibirnos en la XVII edición de la Feria Artesanal Tunich 2018, que se llevará al cabo a partir del viernes 27 próximo y hasta el 5 de agosto con variadas actividades, en la comisaría de Dzityá.

Desde que tenía 8 años, Elide trabaja la madera. En aquel entonces su papá hacía envíos de artesanías a Ciudad de México y ella y sus hermanos aprendieron el oficio familiar y ayudaban también a empacar los productos que salían de las manos mágicas de estos artesanos, todos hechos con mucho amor.

“La familia de mi esposo también se dedica a esto y cuando nos casamos comenzamos a trabajar juntos. Tengo un hijo de 15 años que sabe usar el torno para trabajar la madera, aunque él dice que no le gustaría dedicarse todo el tiempo a esto, es una lástima porque se va perdiendo la tradición y hay muchos jóvenes que piensan como él”, contó Elide.

De árboles como el guayacán, el chucúm, pich, cedro y caoba salen las maravillas convertidas en batidores, platos, jarrones, molcajetes y otros enseres de cocina, todas hechas totalmente a mano.

“Nuestro trabajo es de pura mano, herramienta y vista, totalmente artesanal. Una vez puesto el tronco en el torno, la mano y la herramienta dan la forma. Un batidor, por ejemplo, te puede llevar un día completo ya que la parte del asa es de una sola pieza, no está pegada, y se labra a mano. Hay que tener mucha paciencia para dedicarte a esto”, detalló la artesana.

Hoy día Elide con su familia y primos forman parte de la empresa “Artesanía Dzityá Sociedad Cooperativa de Recursos Limitados” y venden productos para CDMX, todo el Caribe Y Campeche.

MÁS ARTESANÍAS

Además de las tradicionales artesanías en madera, Dzityá ofrece el talentoso trabajo en piedra caliza, tan manual como el de la madera y que se transforma en variados adornos hechos también por manos amorosas. También habrán hamacas, alfarería, joyería, prendas típicas, dulces, licores y jarabes yucatecos.

En esta edición, la Feria de Tunich contará con la participación de 15 artesanos de Michoacán, 10 de Guanajuato, 10 de Puebla y 10 de Veracruz, quienes de igual forma traerán productos emblemáticos de sus respectivas comunidades.

TRANSPORTE GRATUITO

Para ir a partir del viernes a Dzityá, se ofrecerá transporte gratuito con traslado de la Plaza Grande de Mérida hasta la comisaría con los siguientes horarios:

Lunes a sábado, de 5 a 11 pm

Domingos, de 10 am a 11 pm.

Se considera salida de la Plaza Grande (calle 61 entre 62 y 64), cada hora con quince minutos a partir del horario de servicio. El punto de ascenso rumbo a la feria es el Wallmart de Paseo de Montejo y, de retorno, el descenso sobre Paseo de Montejo en el ex Consulado de Estados Unidos, de lunes a sábado. Domingos, el ascenso es en el Hotel Hyatt y el descenso en la calle 60 por avenida Colón.

De igual forma, en el recinto se cuenta con ocho estacionamientos con capacidad para 260 autos y una tarifa de $20.00 sin límite de tiempo.

ANTOJITOS Y MELCOCHA, A LA ORDEN

Y si darle un gusto al paladar se trata, Yucatán Ahora platicó con Elsi Martínez, quien desde hace años participa en la feria con una gran variedad de platillos típicos yucatecos.

“Habrá de todo, desde salbutes y panuchos, polcanes, brazo de reina, tamales, cochinita, relleno blanco y relleno, entre otras delicias. “La comida se elabora ahí mismo, somos más de ocho cocineros y los precios son accesibles, todos nos pusimos de acuerdo para que los precios sean iguales, no se lo pueden perder”, invitó Elsi.

Por su parte, María Úrsula Socorro Martínez trae sus más de 50 años de hacer melcocha, ese dulce tan típico y vigente que encanta a todas las edades.

Socorro nos cuenta que de sus abuelitas aprendió el oficio de hacer melcocha. “Se hace con clara de huevo y miel, sólo con eso. Yo le pongo también pepita y cacahuate y la tapo con hoja de almendro porque le da más sabor”, explicó.

Con más de 80 años, esta mujer bate durante tres horas y media la clara de huevo y la miel para lograr la magia del sabor. “¿Qué si alguien me ayuda? Claro que no, solita lo hago todo…”, concluye. Y habrá que ir a probarlas, nomás…

Más información sobre actividades artísticas y demás que se realizarán en la feria en http://www.merida.gob.mx/tunich/. – CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.