CONTENIDO PROMOCIONADO

Las campeonas mexicanas que tuvieron que luchar por su historia de amor en el fútbol

Publicado febrero 14, 2021, 11:18 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Las mexicanas Stephany Mayor y Bianca Sierra viven un gran momento profesional al ser campeonas con el Tigres femenil, equipo al que llegaron como refuerzos el año pasado.

Pero es en su vida personal donde se ha dado su mayor triunfo, al poder vivir plenamente su relación. En el marco del Día de San Valentín, Bianca le dedicó un tuit amoroso a su esposa. “¿Cómo tuve tanta suerte? Eres mi mundo. Hace siete años fue nuestro primer beso”, recordó.

En la misma red social también compartió un mensaje de unidad y aceptación: “Envíen amor a aquellos que están confundidos por el amor y aún no pueden compartir abiertamente su sexualidad o a quienes aman”.

Ellas no son la primera ni la única pareja de deportistas, pero sí una que sufrió mucho la discriminación tras su valentía de no esconderse.

A diferencia de la campeona del mundo Megan Rapinoe, las tricolores fueron víctimas del rechazo y la discriminación, a tal grado que perdieron su lugar en la selección nacional.

La estadounidense Rapione se ha convertido en un símbolo del movimiento LGBTI en su país y actualmente está comprometida con la basquetbolista Sue Bird, con quien tiene una relación desde 2017.

La historia de Stephany y Bianca es de mucho antes. La primera, de 29 años, nació en Ciudad de México. La segunda, de 28 años, es mexico-estadounidense, oriunda de California. Se conocieron como seleccionadas juveniles, cuando integraron el plantel del Mundial Sub-20 de 2010 y comenzaron a salir en 2013.

Para entonces, ya habían dado pasos firmes en su carrera como futbolistas. Stephany, en ese entonces de 22 años, ya había disputado dos justas Sub-20 (2008 y 2010) y un Mundial mayor (2011). Bianca, de 21, acababa de debutar en el Tri mayor tras dos mundiales juveniles (2010 y 2012).

Por ello, no resultó fácil lo que sucedió un par de años después, cuando el seleccionador Leonardo Cuéllar las “exhortó” a no mostrarse en público tal cual eran. Lo anterior propició que Stephany dejase de ser convocada, a lo que Bianca se le unió de forma incondicional.

Regresaron al Tri en 2017, ya con Roberto Medina como seleccionador, pero fue hasta 2020 que decidieron aceptar jugar en la Liga MX. En ese sentido, tuvo mucho que ver el respaldo de Medina, quien ahora es su entrenador en el cuadro felino.

Previamente, se aventuraron a jugar en Europa, donde destacaron en el Thor de Islandia, con el que fueron campeonas y Stephany, monarca de goleo y elegida mejor jugadora en 2017.

Bianca también jugó profesionalmente en Estados Unidos, aprovechando su trayectoria universitaria y doble nacionalidad, y luego lo hizo en Noruega antes de volver a compartir vestidor con Stephany.

Y es que, la distancia fue otro factor al que tuvieron que vencer, pues una estudió estrategia financiera y contaduría pública en la Universidad de las Américas de Puebla y la otra se especializó en fisioterapia en la Universidad de Auburn.

Se comprometieron y casaron en 2018 y ahora disfrutan plenamente de su vida personal y profesional en Tigres femenil, con el que levantaron el título del Apertura 2020. Incluso tienen un canal de you tube llamado “Her and Ella”, donde comparten varios aspectos de su vida diaria.- Daniel Armando Pérez Cachón