Las cabañuelas, un reencuentro con las raíces mayas más arraigadas

Este método para predecir cómo será el clima en los próximos 12 meses se emplea desde hace más de 2,500 años, informa el colectivo Xok k’iin, que desde hace 12 años trabaja en el rescate de las cabañuelas ante la crisis climática y alimentaria del mundo.

616

Peto, Yucatán (Boletin del colectivo Xok k’iin).- El foro radial “Bax yan tu pach xok k’iin 2018 kuxtun 2019- Cabañuelas 2018 y que expectativas tenemos para 2019- será transmitido en los idiomas maya y español, a las 14 horas de hoy, por la radiodifusora XEPET “La Voz de los Mayas” y podrán escucharla por vía internet: http://www.emisoras.com.mx/xepet/, de esta señal, se enlazará la radio XENKA “La Voz del gran Pueblo” que transmite en Felipe Carrillo Puerto (Quintana Roo) el corazón de la zona maya, y XEXPUJ “La Voz de la Selva” desde Xpujil, Calakmul, Campeche, todas estas emisoras pertenecen al sistema de radiodifusoras culturales indigenistas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Asimismo, hace unos momentos Russell Arjona, director de la radio XHP-Kas que transmite desde Tunkás (Yucatán) en la frecuencia del 93.3 FM, informó de su interés en sumarse a la transmisión peninsular, y agradecemos de su interés para darle cobertura a este foro de análisis desde las perspectivas del pueblo maya.

Xok k’iin es un proyecto que nace desde la comunidad maya, y desde hace más de doce años, nos compartió el Arux, tal como conocen a Bernardo Caamal Itzá, de profesión agrónomo egresado de la Universidad Autónoma Chapingo, y coordina el proyecto de las cabañuelas mayas desde hace más de 12 años junto con otros profesionales y campesinos milperos.
Es un proyecto de gran importancia para los diversas semillas nativas que se cultivan en las milpas mayas.

El Arux tiene claro la importancia de reposicionar los conocimientos y estrategias para producir los alimentos en los territorios de los pueblos originarios, en los tiempos de graves crisis climática, la falta de recursos para sufragar los costos para “adquirir la tecnología” y cuando la sombra del hambre campea a nivel global.

“Algo hay que hacer y todos debemos participar desde el lugar donde estamos” resaltó el Arux.

Bernardo Caamal, en sus exposiciones comunitarias y en diversas universidades en países como el Perú, Guatemala y los Estados Unidos, siempre resalta la importancia de los animales –y su comportamiento– como pronosticadores del tiempo atmosférico.

Uno de estos animales es la yuya: dependiendo de la forma y largo de su nido los milperos saben que tanta humedad o sequía se espera para los próximos tres meses. Las hormigas, en cambio, predicen el clima de los tres días siguientes y la verdad es que ellas nunca se equivocan.

Pero en cuanto el pronóstico del estado del tiempo no solo participan los animales, sino resalta también el papel de los árboles como bioindicadores, y en suma esta gama de conocimientos permite entender esa compleja relación que existen entre los pueblos mayas y la práctica de la agricultura, y de esa forma garantizar la obtención de sus alimentos.

Las cabañuelas son un método de observación tradicional de suma importancia para los agricultores mayas de Yucatán, ya que las emplean (en el mes de enero) para predecir el clima que habrá durante los once meses siguientes: lluvias, sequías, frentes fríos y huracanes, entre otros fenómenos meteorológicos.

Hay quienes afirman que el método ya se usaba desde hace más de 2500 años antes de Cristo.

El “Xox K’iin” –como se llama en lengua maya– es una lectura permanente de la vida y un reencuentro con nuestras raíces, resaltó Bernardo Caamal Itzá.

Finalmente informó que en los próximos días inicia con la observación, registro y análisis en lo que corresponde al Xok k’iin 2019, y resaltó que los resultados de esta observación que corresponde a este año será difundida en lengua maya el sábado 13 de febrero.

Comentarios

Comentarios