La unidad del PRI en Yucatán, solo en fotografía

Publicado diciembre 15, 2017, 1:39 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

La designación de Mauricio Sahuí Rivero como candidato del PRI al gobierno del estado parece que no fue del agrado de amplio sector de la sociedad, que incluso se cuestiona si realmente exista unidad dentro de las filas del tricolor.

Lo mismo sucede en la estructura de los demás aspirantes a la gubernatura que consideran una falsedad la “unidad” y adelantan que el PRI podría perder de nuevo el Estado, como en el 2001.

Comentan que uno de los más dolidos es Víctor Caballero Durán, quien como es de todos sabido es amigo personal de Rolando Zapata Bello.

Sus allegados desde días atrás mostraban su molestia “porque el gobernador se había inclinado por Mauricio Sahuí”. Hay que recordar que el ex secretario de Desarrollo Social fue apoyado también por Ivonne Ortega Pacheco.

De acuerdo con lo que trasciende, el segundo más a disgusto es el valisoletano Liborio Vidal Aguilar, quien prefirió regresar a Mérida anoche mismo, después de la encerrona en el CEN tricolor, que quedarse a la cena de “celebración” que ofreció Mauricio Sahuí a sus derrotados.

No se sabe si Liborio se mantendrá en las filas del PRI, pero tampoco sería algo extraño su salida, como ya lo hizo una vez.

Jorge Carlos Ramírez y Pablo Gamboa se incorporaron a sus labores legislativas hoy mismo, pero según afirman articulistas políticos se encuentran “muy enojados”. Su participación en el proceso local está en duda.

De Jorge Carlos Berlín Montero se dice que sería promovido por la ex gobernadora Ivonne Ortega para una diputación federal, lo mismo que Roberto Rodríguez Asaf, quien es carta de Rolando Zapata para una de las cinco candidaturas.

De Felipe Cervera se sabe que sigue en su curul, pero se desconoce si aparecerá en las boletas para otro cargo de elección. En estos días el legislador hizo llamados a hacer a un lado la guerra sucia entre aspirantes priistas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.