La sangre amenaza con llegar al cenote en Homún: acusan a Profepa de provocación

Publicado septiembre 21, 2018, 10:52 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

En una actitud que fue considerada imprudente, inoportuna y provocadora, inspectores de la Profepa acudieron este viernes a clausurar cenotes que administra la cooperativa Ka’anán Ts’onot, en medio de la tensión que priva en la comunidad porque supuestamente ya está funcionando una granja porcícola de la empresa Kekén.

La clausura de los cenotes ocurrió en momentos en que la gente protestaba frente a la llamada mega-granja, que fue clausurada simbólicamente por los pobladores.

La gente obligó a los inspectores de la Profepa a retirar los sellos de clausura en los cenotes, considerados un atractivo turístico en la población y que generan importantes ingresos a la comunidad.

El personal de la dependencia federal no supo precisar cuál era el motivo de la clausura, incluso la acción ni siquiera fue boletinada, como habitualmente sucede.

Sin embargo, los vecinos de Homún señalaron que en la reuniones sobre la granja ya les habían advertido que si seguían con su oposición, les clausurarían los cenotes para darles un escarmiento.

En medio de empujones y gritos de la gente, los trabajadores de la Profepa fueron obligados a recorrer la ruta de los cenotes retirando los sellos de clausura.

La gente fue convocada para este viernes para realizar una clausura simbólica, luego de que en redes sociales comenzó a difundirse la versión de que la granja ya estaba operando, porque habían metido a escondidas cerdos para ser criados en dichas instalaciones.

De acuerdo con activistas del Grupo Indignación, uno de los organizadores de la protesta, la granja carece de biodigestores y de planta de tratamiento de agua.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.