La pandemia no frena el sueño olímpico del tenimesista yucateco Ricardo Villa

Publicado julio 26, 2020, 10:34 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- El tenimesista yucateco Ricardo Villa reveló cómo continúa su preparación en busca de lograr su pase a los Juegos Olímpicos.

“Todos los días hacemos conferencias de entrenamiento, de hora, hora y media, tanto a lo referente al tenis de mesa como el estado físico”, declaró y destacó la labor de Valerio Lara Sosa, presidente de la Asociación de Tenis de Mesa de Yucatán, para que se mantengan en actividad constante.

Sobre sus posibilidades de estar en Tokio el próximo año fue claro: “Es un proceso difícil, pero, al no ser favorito, puede que yo me convierta en uno”. Y es que, el jugador de 22 años considera que puede figurar en los selectivos al no tener la presión de otros competidores.

El tekaxeño fue el invitado en la undécima edición del programa “Charla Deportiva”, del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán (IDEY). La emisión es presentada semanalmente por Martín Arias, quien es acompañado por Carlos Sáenz Castillo, director del IDEY.

Cuando se le cuestionó por el alto rendimiento en el Estado, específicamente en su disciplina, Villa valoró no solamente la capacidad de los entrenadores, sino su “calidad de persona”.

“En tenis de mesa no solo nos enseñan a pegarle a la pelotita… también a ser campeones de la vida, a ser responsables, a ser agradecidos”, señaló.

Arias le preguntó sobre sus inicios y Villa recordó que de pequeño probó suerte en atletismo y futbol antes de dedicarse de lleno al tenis de mesa, deporte al que le fue tomando el gusto debido a que su padre lo practicaba frecuentemente con sus amigos.

“No me gustaba el tenis de mesa, en ese momento yo era fanático del futbol. Acepté jugar porque gracias a ello pude viajar por primera vez en avión”, compartió entre risas el joven atleta al contar su primera experiencia como seleccionado estatal.

Asimismo, relató el duro proceso para figurar entre los mejores del país: “A nivel nacional ya me acostumbraba a ganar, pero internacionalmente siempre perdía”.

“Me ponían entre los favoritos y regresaba con la cabeza baja”, dijo. No obstante, quienes lo conocían, sabían de su potencial: “Mis entrenadores, mi padres, me dieron esa confianza para seguir creyendo y aspirar a ser alguien”.

Eso sí, tuvo que aprender a priorizar y levantarse tras malos momentos: “El alto rendimiento es así, sacrificas fiestas, amigos… requiere mucha disciplina”. Y aceptó que “hay momentos en los que pensé ‘tirar la toalla’”.

En ese sentido, aconsejó poner en balanza cada detalle de su vida y tener un detonante para no perder la motivación en su desarrollo como deportista de elite.

“Es buscar algo que te llene, algo muy, muy grande, una motivación que te acerque un poquito cada vez a un sueño o meta”, expuso.

Villa Can también habló de cómo aprovecha su tiempo de ocio durante la pandemia, entre otros detalles de su vida. La emisión puede ser vista nuevamente en la cuenta del IDEY en facebook (@idey.Yucatan), donde ya tiene más 1,500 reproducciones, y en unos días estará disponible en el sitio web del organismo deportivo.