La pandemia les pegó fuerte, pero se adaptaron y ahora el negocio marcha sobre ruedas

Publicado junio 04, 2021, 5:52 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

¿Esta combi ya la tenías?, preguntó el Gobernador Mauricio Vila Dosal al pintor y artesano Mario Quiñones Ayala mientras éste trabajaba acomodando los artículos a la venta en su vehículo y quien se vio sorprendido por la visita del Gobernador quien arribó justo al frente de la casa denominada “El rincón de los amigos” en Sinanché, donde el artista vive junto con su esposa Amira Sánchez Ayala y sus tres hijas, quienes también contribuyen en la producción de sombreros, carteras y portallaves entre otras artesanías.

—Ya la tenía, pero la adapté para la venta a raíz de la pandemia que nos pegó fuerte. Teníamos una tienda en el barrio de Santiago en el Centro Histórico de Mérida, la cual mantuvimos abierta por 8 meses, pero por la emergencia decidimos regresar al pueblo —contestó el artesano mientras Vila Dosal tomaba asiento en uno de los bancos colocados junto al vehículo donde el artista originario de Sinanché atiende a los clientes.

Luego de realizar una visita de supervisión de la aplicación de la segunda dosis de vacunas contra el Coronavirus a adultos mayores de 60 años en la Unidad Médica Rural (UMR) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el municipio de Sinanché, el Gobernador aprovechó para visitar el negocio de artesanías y pinturas al óleo conocido como Artesanías Yucatecas Quiñones.

Al llegar al lugar, Vila Dosal conversó con Mario Quiñones y su esposa Amira Sánchez, quienes le relataron el esfuerzo y adaptaciones que tuvieron que hacer luego de la llegada de la pandemia el año pasado, y gracias a ello, aseguraron, han logrado adaptarse y subsistir ante la emergencia sanitaria.

— A ver, muéstrame tus artesanías y tus cuadros, solicitó el Gobernador.

— Vendemos artesanías que nosotros mismo pintamos, como carteras, sombreros, portallaves y otras cosas que se venden muy bien en San Crisanto, y los cuadros que pinto se venden mejor en Telchac Puerto, donde un amigo nos facilita el espacio en su restaurante para instalarnos y realizar la venta. Mi esposa costura las carteras y las pinta en conjunto con nuestras hijas, aseguró el artesano.

Posteriormente, el artista condujo a Vila Dosal para mostrarle los cuadros que él mismo pinta y los cuales dispone a manera de exhibición en la fachada y al interior de su hogar, donde el Gobernador aprovechó para preguntar por los precios de las piezas.

— Yo no vendo a precio de galerías de arte donde se pueden comprar por el doble, yo doy precio de artesano y los ofrezco en precios que van desde 1,800 hasta 3,500 pesos. Mi esposa contribuye con el negocio y ella se dedica más a las artesanías al igual que mis hijas. Una de ellas también pinta y aquí tenemos obras de ella, además de carteras, portallaves y otras artesanías que todos juntos decoramos. De hecho, Gobernador, le quiero obsequiar tres carteras y un portallaves para que lo cuelgue en su casa o en su oficina y se acuerde de nosotros.

— Lo colgaré en la casa — respondió Vila Dosal y continuó, —si alguien quiere comprar un cuadro o algo, ¿te pueden contactar?

—Sí, intervino Amira Sánchez, “estamos en Facebook e Instagram como Artesanías Yucatecas Quiñones y ahí están nuestros datos de contacto”.

—Mi esposa va a estar bien contenta porque le encantan las carteritas, replicó Vila Dosal.

Antes de retirarse del hogar Quiñones Sánchez, el Gobernador agradeció las atenciones y felicitó a la familia por la forma en que han logrado adaptar su negocio durante la pandemia y les aseguró que buscará la manera de apoyarlos para que sus artesanías se sigan vendiendo con éxito en la capital yucateca. “Muchísimas gracias y felicidades, porque han logrado reinventarse en estos tiempos tan difíciles”.