La otra ‘pandemia’: cada tres días se matan dos yucatecos

Publicado octubre 01, 2021, 10:42 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Hasta el tercer trimestre del año, en Yucatán se han registrado dos suicidios cada tres días, con un total de al menos 178 casos confirmados, superando en cerca del 15 por ciento la cifra de los primeros nueve meses del año, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Desafortunadamente, en septiembre se registraron tres suicidios con el empleo de armas de fuego, por lo que es la cifra mensual más alta muchos años.

Incluso, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), tan sólo en 2020, Yucatán se ubicó el tercer lugar nacional en cuanto a la tasa por cada 100 mil habitantes, y estuvo entre las 13 entidades federativas como mayor incidencia.

La problemática se registra en 44 municipios, dos poblados más con respecto a agosto pasado, y del total de casos, dos de cada cinco ocurrieron en Mérida

Un total de 178 suicidios se registraron en el Estado, en nueve meses, con un aumento del 14.8 por ciento, con respecto al mismo período de 2020, cuando la suma fue de 155.

Asimismo, de cada 10 personas que decidieron salir por la puerta falsa, nueve optaron por el ahorcamiento.

Del total de personas que tomaron la fatal decisión 168 se ahorcaron, el 94.38 por ciento, y la mayoría fue al utilizar la soga de la hamaca o los brazos de la misma, otros optaron por colgarse de un árbol, etc.

Hasta el momento, hay dos casos de suicidios ocurridos en el interior de una cárcel pública, específicamente, el 18 de enero, en Tekal, donde Faustino Mis Collí, se ahorcó con su ropa, y fue detenido por riña cometida en estado de ebriedad.

Al igual que Jesús Adán Argáez Cutz, de 46 años de edad, quien el pasado 4 de mayo se ahorcó con su cinturón, en el interior de la celda de la cárcel pública de Dzilam González.

Mientras que el pasado 27 de abril, Genaro V., de 26 años de edad, se ahorcó en el baño del penal meridano.

Además, cinco utilizaron armas de fuego, cuatro fueron por envenenamiento, de las cuales tres personas optaron por la intoxicación medicamentosa y una ingirió herbicida.

De los que se suicidaron con sobredosis de medicamentos, dos hombres y una mujer, de los cuales el que más llamó la atención fue el huésped del Hotel San Patricio, ubicado en la calle 57 entre 52 y 54 del Centro Histórico de Mérida, quien padecía de depresión.

Otro huésped que decidió acabar con su existencia fue un hombre que acudió con una mujer, de quien no se tiene pista alguna, a un hotel de paso en Xelpac, Kanasín, y con una sábana se ahorcó con el marco de la puerta.

Incluso, ya son dos los casos de suicidio con el empleo de un arma de fuego, el primero sucedió el 10 de marzo pasado, cuando César N., de 17 años de edad, tomó su rifle calibre 16 y se dio un tiro, en el interior de su predio, ubicado en la calle 32 A entre 43 y 45 de la colonia Guadalupe, en Hunucmá, y el segundo fue el 18 de mayo, cuando Erick F.G.A., de 30 años de edad, accionó el gatillo en el interior de su hogar, ubicado en la calle 53 con 66 de Xcanatún.

Mientras que en septiembre, el primer fue una mujer que se quitó la vida, luego de discutir con su marido, en su casa, en el fraccionamiento Granjas, en Kanasín. El segundo fue un sexagenario, en su predio, ubicado en San Miguel, y el tercero, fue un hombre, de 28 años, en Peto.

En cuanto al género, fueron 147 hombres que autoatentaron contra su vida, el 82.6 por ciento, y 31 mujeres, el 17.4 porcentual.

Llama la atención que el 98 por ciento de las mujeres utilizaron el ahorcamiento, pues cada vez son menos las que se cortan las venas o con la ingesta masiva de medicamentos.

Del total de casos, 76 son de Mérida, el 42.7 por ciento, seguido de Kanasín, con 20 casos, el 11.2 por ciento; en Valladolid fueron 10 los suicidas, el 5.6 por ciento, y Umán fueron siete las personas que decidieron terminar con sus días, el 3.9 porcentual.

Asimismo, cinco individuos eran de Hunucmá; cuatro de Chemax y Progreso, cada uno; tres de Buctzotz, Motul, Ticul y Tizimín, respectivamente, y dos de Acanceh, Espita, Halachó, Izamal, Kinchil, Oxkutzcab, Peto y Tekax.

El resto de las personas que ofrendaron su vida a Xtab, diosa maya del suicidio, son de Akil, Celestún, Chapab, Dzilam González, Dzitás, Huhí, Kaua, Kopomá, Maní, Mayapán, Muxupip, Panabá, Río Lagartos, Samahil, Sinanché, Tahdziú, Tahmek, Teabo, Tecoh, Tekal, Tepakán, Tetiz, Tinum, Tixkokob y Tixpeual.

La conducta de autodaño mensual se distribuyó en 25 casos en marzo, 23 corresponden a mayo, 22 de julio, 20 enero y abril, respectivamente, así como 19 son de agosto, 18 son de febrero, y 14 de junio.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!