La noticia falsa que hurgó en una herida que no termina de cerrar

Publicado septiembre 27, 2017, 11:31 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Ella lloró toda la noche. Él la consoló y cuando logró que ella conciliara el sueño sólo por un ratito, él se desveló y amaneció llorando.

Así son algunas noches, como la de anoche, de Mónica Ávila Rodríguez y Santiago Sosa Cerón, quienes perdieron a su hijito Fabrizio hace poco más de un mes por negligencia médica. Hoy a las 12 de la noche se vence el plazo para que las autoridades de Star Médica, donde fue intervenido Fabrizio por una cirugía menor en agosto pasado y de donde no salió con vida, presenten los vídeos de las instalaciones de la clínica de los días en que el nené estuvo internado y falleció.

Y es que no hay nombre para lo que viven estos papás con una tristeza e impotencia insoslayable. Si uno pierde a los padres, se convierte en huérfano, si pierde a su esposa/o, en viudo… ¿Pero qué palabra define a los padres que entierran a un hijo?

La escritora colombiana Bella Ventura describe un término inventado por ella, se llama “Alma mocha”. Y así están las almas de estos dos papás, que lloran de impotencia cuando se pone y sale el sol.

“Nosotros sentimos que nos arrebataron la vida como familia y no paramos de preguntarnos cómo es posible que gente como nosotros, comunes y corrientes, nos traten de esta manera? No estamos pidiendo un favor, sólo queremos justicia”, reclama angustiado Santiago.

Hoy en día, cada vez que ve una foto de su hijo, siente el alma así, mocha. “Sabemos que Fabrizio está arriba con diosito pero ante el silencio de la clínica sentimos un gran coraje y lo único que pedimos es que se haga justicia”, explica.

Santiago y Mónica llevarán mañana a la Fiscalía tres testigos para terminar la carpeta de la investigación. Ya cuentan con la lista de médicos y enfermero/as que estuvieron los días que Fabrizio estuvo internado y serán llamados a declarar. “Esperamos los videos porque son fundamentales para la investigación. Allí se puede constatar a qué hora llegaron los médicos y cuándo se retiraron, como así también cuando Mónica bajó con Fabrizio en brazos exigiendo atención que no nos daban”, detalla. Si no tienen novedades sobre los vídeos que deben presentar las autoridades de Star Médica, convocarán a otra marcha para pedir #justiciaparafabrizio.

“Si no hay novedades, haremos otra marcha, para el domingo 8 de octubre, en el mismo parque (Tabentha), cercano a Star Médica. Esperamos contar nuevamente con el apoyo de los medios y de la sociedad. Hoy nos tocó a nosotros pero mañana, Dios no quiera, puede ser el hijo de cualquiera”, concluye.

DOMINGO TERRIBLE

Como si ya no vivieran en una montaña rusa de emociones, el domingo pasado fue un día terrible para Mónica y Santiago. Una página de Facebook poco seria publicó que el cirujano Whilmen Cerón había sido arrestado.

“Nos empezaron a llamar amigos, familiares y conocidos que habían leído la nota. Yo no lo podía creer porque no hay todavía una orden de aprehensión en contra del cirujano. Inmediatamente le llamé al licenciado y, luego de averiguar, nos informó que era otro médico y por un caso de 2013”, explica.

Sin embargo, mientras esperaban la llamada de su abogado, seguían recibiendo noticias de que sí, efectivamente era el cirujano que había operado a Fabrizio.

“Nuestras emociones eran de vértigo, por un lado decíamos ‘Qué bueno, ya lo agarraron, se hizo justicia’, y nos abrazábamos en medio de llantos. Sin embargo después todo fue frustración”, señala, cuando se enteraron que la nota no era correcta.

Santiago nunca más tuvo contacto ni noticias de los médicos que atendieron a Fabrizio. “Hasta donde sabemos, el cirujano Cerón tiene ocho demandas antes que la nuestra y hasta una por violación”, indica.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.