La Fiscalía impugnará liberación de asesinos de la avenida Colón

Publicado octubre 29, 2019, 6:36 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

La Fiscalía General del Estado impugnará esta semana la decisión del Tribunal Primero de Enjuiciamiento que concedió la libertad a dos acusados del homicidio de un matrimonio de adultos mayores, en hechos ocurridos el 2 de mayo de 2016 en una antigua casona de la avenida Colón.

Este martes debe realizarse la audiencia de lectura de sentencia que emitieron los jueces Fabiola Rodríguez Zurita, Nidia Guadalupe Celis Fuentes y Kenny Martins Burgos Salazar, quienes dejaron en libertad a los procesados Pedro P.M.M. alias “Robotín” y José R.V. alias “El Rich” por insuficiencia probatoria.

La Fiscalía dispondrá de tres días para impugnar en este caso, que le ha generado numerosas críticas tanto a la FGE como al Poder Judicial.

Como informamos, por unanimidad de votos, la semana pasada los jueces dictaron un fallo absolutorio a favor de los dos imputados, quienes en un procedimiento abreviado en 2017 confesaron su participación en los hechos registrados el día 2 de mayo del 2016, cuando alrededor de las 23:30 horas se introdujeron al predio marcado con el número 502 de la avenida Colón entre 60 y 62, donde al ser sorprendidos por los propietarios, Lucelly Peniche Pasos y Juan Manuel Gonzalo Campos y Cáceres, los sometieron hasta privarlos de la vida.

La hija de las víctimas impugnó a esa resolución dictada por el Juez Primero de Control, Antonio Bonilla Castañeda quien les impuso 30 años de prisión y los condenó al pago de más de dos millones y medio de pesos por reparación del daño.

Los Magistrados de la Sala Mixta revocaron el procedimiento abreviado y a pesar de que el expediente tenía inconsistencias, se ordenó la reposición del proceso y el caso se fue a juicio oral, que concluyó con la libertad a los dos acusados.

El caso fue muy sonado, no solo por la saña con la que fueron asesinados estos abuelitos, sino porque eran muy conocidos ya que eran dueños del vehículo que le perteneció a Pedro Infante.

Para la pareja de la tercera edad era un auto de uso cotidiano y llamaban la atención cuando se les veía circulando por las calles de la ciudad, ya que lo tenían bien cuidado.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.