La calle de los choques: dos en un rato, en la colonia Bojórquez

Publicado febrero 12, 2020, 4:45 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 11 de febrero de 2020.- En una misma calle se registraron dos accidentes de tránsito, con una diferencia de cerca de dos horas, debido a que despistados conductores hicieron caso omiso a las señales.

Los protagonistas del incidente registrado en la calle 59-I con 114 de la colonia Bojórquez fueron un yucateco y un chihuahuense, quienes alegaron que un árbol les impidió ver la señal de alto de disco.

El primero caso ocurrió poco después de las 18:30 horas, cuando el conductor de un Altima con placas de Chihuahua, al transitar de Poniente a Oriente sobre la calle 59-I, al llegar al cruzamiento ignoró la señalética e invadió el carril de preferencia.

En ese mismo instante, de Norte a Sur iba el conductor de un Tsuru, quien se llevó el susto de su vida cuando fue impactado.

El vehículo registrado en el Norte del país perdió la defensa delantera, mientras que en el caso del Tsuru, quedó abollado el costado derecho.

Para evitar mayores problemas, la propietaria del vehículo, quien iba como copiloto, le ofreció al afectado la cantidad de 13 mil pesos, por los daños materiales causados, pero éste no aceptó ya que esperaba un acuerdo con la aseguradora.

Debido a que ambos vehículos quedaron en medio de ambas calles, los peritos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) los movieron para permitir el libre tránsito.

Poco antes de las 20:30 horas, ocurrió el segundo hecho de tránsito, en esta ocasión el causante fue el conductor de una camioneta Chevrolet negra 4×4, quien también iba de Poniente a Oriente sobre la calle 59 I.

Al invadir el carril de preferencia, por no respetar el alto fue impactado por un Vento rojo que transitaba de Norte a Sur.

Debido al fuerte impacto, la camioneta dio un giro de 130 grados y acabó con una abolladura en el costado derecho, mientras que el compacto acabó con el motor destrozado.

Al lugar de los hechos llegó una ambulancia de la policía estatal, cuyos paramédicos atendieron a las personas de ambos vehículos, y ninguno ameritó su traslado al hospital.

Hasta las 22 horas, los cuatro vehículos implicados aún quedaban en el sitio, en espera de las grúas.