Irse de vacaciones y abandonar a las mascotas, peligrosa costumbre en Mérida

Publicado julio 27, 2018, 7:10 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Las vacaciones suelen una etapa peligrosa para las mascotas, pues hay dueños de animales domésticos que salen de viaje y los dejan abandonados, ya sea dentro de las casas o de plano los sueltan en la calle para que busquen agua y comida.

En fechas recientes la agrupación Red Animal Yucatán publicó un caso de la muerte de tres perros que fueron abandonados por sus dueños en una casa de Residencial Pensiones, tras irse de vacaciones a Cozumel.

De acuerdo con la denuncia, los propietarios de los canes los dejaron sin agua y alimento.

La Red Animal Yucatán, conformada por personas defensoras de los derechos de los animales, publicó una denuncia de vecinas y vecinos de la calle 13 A del citado fraccionamiento, quienes afirman que tres perros murieron cuando sus dueños salieron de vacaciones a Cozumel.

Los comerciantes ubicados cerca de la vivienda aseguran que los tres animales fueron abandonados en el calor, sin agua y comida. En fotografías difundidas en redes sociales se observa a un perro Alaska tirado en el suelo agonizando. La gente afirma que había dos más que lloraban.

“Siempre lo dejaban abandonado, sin comida y sin agua, nosotros teníamos que pasar a dejarle comida”, acusaron vecinas en un video, quien al darse cuenta de la salud de los tres perros llamaron a la policía.

De acuerdo con la versión difundida por Red Animal Yucatán, alguien alertó a la dueña de los animales, quien al llegar a su casa llamó a un veterinario, pero éste le habría dicho que, al menos por el perro que se observa en la fotografía, ya no podía hacerse nada porque ya estaba agonizando.

Al respecto, también en redes sociales circuló la versión de uno de los amigos de la dueña quien afirmó que, a diferencia de la versión de los vecinos, sólo murió un perro y no fue asesinado, sino que pudo ser envenenado.

Para esclarecer los hechos, la Red Animal Yucatán solicitó a quien refuta la versión de los vecinos que publique la necropsia que compruebe si soló se trato de un perro, y si este murió por falta de agua y alimentos o por envenenamiento.

Vecinos de Residencial Pensiones primera etapa, junto con rescatistas, levantaron una demanda ante la Fiscalía estatal por maltrato animal. De resultar culpables los dueños podrían ser sancionados con con seis meses hasta dos años de prisión y de 200 a 400 días de multa, como establece el Código Penal de Yucatán.

Otro caso de abandono

La red de activistas de los animales también denunció el caso de otra perra abandonada en el fraccionamiento Paseo de las Fuentes.

La historia se repite por diversas colonias y fraccionamientos de Mérida.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.