CONTENIDO PROMOCIONADO

Invertirán 72 millones para rehabilitar 59.3 km de la red federal de carreteras en Yucatán

Publicado enero 11, 2021, 4:19 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Con una inversión de 71.8 millones de pesos provenientes del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Yucatán dio inicio la semana pasada a 8 obras de conservación periódica mediante las cuales se atenderán diversos tramos de la red carretera federal.

Las obras forman parte del programa anual de la residencia de conservación de carreteras y se realizarán aplicando tres diferentes procedimientos y técnicas.

Mediante trabajos de carpeta asfáltica de granulometría densa se llevará a cabo la rehabilitación en la carretera Mérida – Puerto Juárez, en el tramo comprendido del kilómetro 157.2 al km 168.0 con una meta de 10.8 km.

Asimismo, se rehabilitarán 5 kilómetros de la vía Mérida – Tizimín en el tramo comprendido del km 108.0 al km 113.0 y 6 km de la carretera Valladolid – Río Lagartos en el tramo del km 40.0 al km 46.0.

Por medio de trabajos de capa de rodadura con mezcla CASAA, se llevará a cabo la conservación periódica en la carretera Mérida – Puerto Juárez, en el tramo que comprende del km 16.0 al 22.5 del cuerpo “B”, equivalente a una meta de 6.5 kilómetros.

Aplicando el procedimiento de rodadura de un riego, se rehabilitarán 10 kilómetros de la vía Mérida – Peto, en el tramo que abarca del km 126.0 al km 136.0.

Con la misma técnica, se brindará mantenimiento a 13 km de la carretera Mérida – Celestún, del km 46.0 al km 59.0 y a 8 km de la vía Mérida – Tetiz, en el tramo que comprende del km 2.0 al km 10.0.

En total se atenderá una meta de 59.3 kilómetros de la red carretera federal en Yucatán.

El Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), es una plataforma de coordinación de la Administración Pública Federal para la inversión en infraestructura, principalmente en las áreas de comunicaciones, transportes, hidráulica, medio ambiente y turística. Apoya el desarrollo del Programa Nacional de Infraestructura con proyectos de impacto social o rentabilidad económica, de acuerdo con los programas y los recursos presupuestados correspondientes.